EE.UU.: Senado bloquea ley para soldados gay y educación superior a indocumentados

Soldado del Ejército de Estados Unidos en Afganistán
Image caption Sigue en pie la política "No preguntes, no digas" sobre la homosexualidad en las Fuerzas Armadas.

Los deseos de los jóvenes inmigrantes indocumentados que quieren estudiar, y los de los homosexuales que quieren servir abiertamente en las Fuerzas Armadas, sufrieron un revés este martes luego de que el Senado de Estados Unidos no lograra someter a votación una ley de presupuesto para defensa que incluía esas provisiones.

Los senadores republicanos mantuvieron su filibuster, o bloqueo, al proyecto de presupuesto para defensa que incluye una derogación de la política militar conocida como "No preguntes, no digas", que ha regido por 17 años la presencia de homosexuales entre las filas militares.

Junto a ella, queda en suspenso el Dream Act -iniciales en inglés de la ley para el Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros- la que permitiría a jóvenes inmigrantes indocumentados seguir estudios superiores, incluso una carrera militar.

El martes, al intentar cerrar el debate sobre la ley para proceder a su votación final los demócratas no obtuvieron los 60 votos mínimos necesarios y los republicanos lograron mantener su bloqueo sobre el proyecto. La votación quedó 56 a favor y 43 en contra.

La bancada del partido de oposición cuestiona que se haya incluido en el proyecto de presupuesto de defensa esos dos temas.

Sueños frustrados

Aunque la iniciativa no está derrotada totalmente, el traspié es una mala noticia para los cálculos electorales de la Casa Blanca, ya que se trata de dos puntos que son parte de la agenda legislativa del presidente Barack Obama.

De hecho, la incorporación del Dream Act fue vista como "un gesto hacia la población hispana, a la espera de mejores tiempos para proponer una reforma migratoria integral", como dijo a BBC Mundo el asistente de un senador demócrata.

Los proponentes afirman que son miles los inmigrantes que quieren seguir una carrera militar y enlistarse voluntariamente en las Fuerzas Armadas, pero los republicanos estiman que se trataría de una "amnistía parcial" para los indocumentados.

Ali Noorani, director del Foro Nacional de Inmigración, organización que promueve la reforma de las leyes migratorias, acusó del fracaso a "una obstinada minoría republicana interesada en anotarse unos puntos políticos".

"Este es un voto contra la gente joven de Estados Unidos, contra los latinos y sus familias, y contra los inmigrantes", afirmó Noorani, quien, sin embargo, dijo que su organización seguirá trabajando para lograr la aprobación de la ley y, eventualmente, una reforma migratoria integral.

Ni preguntes

Con respecto al tratamiento a los homosexuales en las Fuerzas Armadas, el ex candidato presidencial y senador por Arizona, John McCain, aconsejó esperar a que en diciembre salga el informe interno del Pentágono sobre el impacto que tendría permitir abiertamente que los gays se unan a filas militares.

Grupos de promoción de derechos de los homosexuales aseguraron que mantendrán la presión sobre los senadores para lograr que aprueben la reforma del "No preguntes, no digas".

"El Senado debe someter esto a votación en diciembre cuando es más probable que prevalezcan las cabezas frías y el sentido común, una vez que las elecciones de mitad de período queden detrás", aseguró Aubrey Sarvis, directora de la Red de Defensa Legal, un grupo que asesora a homosexuales que han sido despedidos de las Fuerzas Armadas.

Aunque el secretario de Defensa, Robert Gates, y el alto mando militar están de acuerdo con el cambio en las reglas que propone Obama, algunos altos oficiales han expresado preocupación por el efecto que podría tener en los teatros de operaciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.