EE.UU.-Irán: ¿doble rasero para la pena de muerte?

Sakineh y Lewis, las dos condenadas a muerte
Image caption Sakineh Ashtiani y Teresa Lewis, condenadas a muerte en Irán y Estados Unidos.

Irán y Estados Unidos coinciden estos días en acusarse mutuamente de violación a los derechos humanos y ambos prácticamente por lo mismo: la inminente ejecución de una condenada a muerte.

El episodio más reciente de esta última polémica entre Teherán y Washington lo ha protagonizado el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, quien denunció este martes el "silencio mediático" en torno a la ejecución de una mujer en EE.UU.

Acosado por la comunidad internacional por la condena a muerte por lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani, Ahmadinejad lamentó que "una mujer va a ser ejecutada en EE.UU. por asesinato, pero nadie protesta".

El mandatario, que se encuentra en Nueva York para participar en una cumbre de la ONU, se refería Teresa Lewis, sentenciada por el asesinato de su marido y su hijastro.

La muerte por inyección letal de Lewis está programada para este jueves.

Rechazo de la Corte Suprema

La defensa de Lewis alega que la mujer padece problemas mentales, pero la Corte Suprema rechazó su petición de clemencia.

El último recurso judicial que le quedaba a la condenada fue desestimado este martes, luego de que sólo votaran a su favor Ruth Bader Ginsubrg y Sonia Sotomayor, dos de las tres mujeres que integran el tribunal supremo. Los otros siete magistrados votaron en su contra.

A no ser que lo impida el gobernar de Virginia, Robert McDonnell, Lewis será la primera mujer ejecutada en el estado desde 1912, cuando Virginia Christian murió en la silla eléctrica.

McDonnell, sin embargo, ya adelantó que no va a conmutar la pena. "Lewis no niega que haya cometido ese atroz crimen", afirmó.

Antes de la denuncia de Ahmadinejad, el Comité de Derechos Humanos del Parlamento de Irán había dicho que el caso reflejaba el "doble rasero" del gobierno de los Estados Unidos.

"Presentaremos una queja oficial ante la comunidad internacional contra los EE.UU. si se cumple la sentencia", advirtió Hossein Naghavi, protavoz del comité, según el diario británico The Guardian, que cita una agencia de noticias local iraní "semi oficial".

Numerosos parlamentarios iraníes han expresado su preocupación sobre el futuro de Lewis y han elevado su protesta por el caso.

Lapidación

La denuncia de las autoridades iraníes se da en medio del clima de protestas levantado por la condena por adulterio a muerte por lapidación contra Ashtiani.

Pese a que por el momento ha quedado suspendida, Teherán ha advertido que sigue vigente la condena contra Ashtiani, quien también está acusada de participar en el asesinato de su marido.

El caso despertó lo que el propio Ahmadinejad calificó de una "tormenta mediática occidental". "Hay 3,7 millones de páginas en internet sobre esta mujer. Su caso no es definitivo, pero Irán ha sido duramente atacado", dijo el mandatario.

Según Aminstía Internacional, Irán lideró en 2009 la lista mundial de ejecuciones con al menos 388. En Estados Unidos, la cifra asciendió a 52. Entre ambos y China, suman el 80% de las 719 que se practicaron.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.