La ausencia de la alfombra roja para Barack Obama que sienta el tono de la relación entre EE.UU. y China
Media playback is unsupported on your device

La ausencia de la alfombra roja para Barack Obama que sentó el tono de la relación entre EE.UU. y China

En las grandes cumbres internacionales, los detalles pequeños resultan más elocuentes que las palabras.

El lenguaje corporal, la calidez de un saludo, un comentario improvisado pueden revelar mucho sobre las relaciones entre los países.

La cumbre del G-20 en Hangzhou, China, no fue la excepción, cuando se trató del arribo de los líderes mundiales a la reunión.

Todos descendieron de sus aviones pisando la simbólica alfombra roja extendida sobre las escalinatas, salvo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La ausencia de la alfombra se explicó como una discrepancia relacionada con el tipo de escalera que se debía utilizar para el avión presidencial de EE.UU.

Sin embargo, la prensa internacional resaltó el incidente para ilustrar la tensión existente entre las dos superpotencias.

Temas relacionados