Así suena la primera grabación conocida de melodías creadas por una computadora
Media playback is unsupported on your device

Así suena la primera grabación conocida de melodías creadas por una computadora

Fue en 1951 que un técnico de la BBC registró en un laboratorio de Manchester, en Inglaterra, las primeras melodías producidas por una computadora.

El evento fue histórico, ya que el ordenador, que ocupaba casi todo un piso, se encontraba en el laboratorio del célebre científico británico y pionero de la computación Alan Turing.

La computadora de Turing tenía instrucciones especiales para producir pulsos de sonido, que podían repetirse en diferentes patrones haciendo que el oído humano percibiera distintas notas musicales.

Fue un joven maestro de escuela y talentoso pianista, Christopher Strachey, quien obtuvo una copia del manual de programación elaborado por Turing para su ordenador Mark II, y lo persuadió para que le permitiera usar la máquina para producir melodías.

Décadas después, el sonido original ha sido restaurado por Jack Copeland, profesor de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda y director de los Archivos Turing para la Historia de la Computación.

Gracias al trabajo de Copeland, quien trabajó junto al compositor Jason Long, es posible ahora escuchar por primera vez en forma fidedigna la música generada en la computadora de Turing hace más de 65 años.