El momento en que un niño afgano le quiere agarrar la mano a  Angela Merkel para "agradecerle" por su vida en Alemania
Media playback is unsupported on your device

El momento en que un niño afgano le quiere agarrar la mano a Angela Merkel para "agradecerle" por su vida en Alemania

"Soy muy, muy feliz". Edris, un refugiado afgano, "quiso agradecer" a la canciller alemana por permitirle estar en el país.

Con esas palabras interrumpió el niño, entre lágrimas, a Angela Merkel en una conferencia del partido Unión Democrática Cristiana en Heidelberg, Alemania, este lunes.

Edris pidió la palabra justo después que un miembro del partido criticara duramente a Merkel por su política de refugiados.

El año pasado 890.000 solicitantes de asilo llegaron a Alemania, una cifra sin precedentes. Y entre enero y octubre de este año las autoridades recibieron 693.758 solicitudes de asilo.

Temas relacionados