La sequía "que se siente en la garganta", el viento y las altas temperaturas siguen alimentando los fuegos en Chile
Media playback is unsupported on your device

La sequía "que se siente en la garganta", el viento y las altas temperaturas siguen alimentando los incendios en Chile

El corresponsal de BBC Mundo, Daniel Pardo, muestra cómo quedó Santa Olga, la localidad chilena que perdió 1.000 casas a causa de los incendios forestales que esta sufriendo Chile.

Cada día que pasa la situación parece más dramática: ya van casi 500.000 hectáreas quemadas, un área tan grande como Santiago de Chile.

Hasta el momento, han muerto 11 personas, casi 3.000 casas han sido quemadas y, para el sábado 28 en la noche, 127 incendios seguían activos.

Y es que Chile se está enfrentando a lo que es el peor desastre forestal de su historia.