Las imágenes de la NASA que muestran cómo los huracanes arrastraron sal, arena y humo a distancias increíbles

El humo de los incendios forestales de California atraviesan todo el territorio de Estados Unidos y llegan hasta Europa, la sal marina del Atlántico llega a Texas y el arena del Sahara al Golfo de México.

La devastadora temporada de huracanes en 2017, encabezada por Harvey, Irma, José, María y Ophelia, arrastró partículas de sal, arena y humo a distancias increíbles.

Así lo muestran imágenes registradas por distintos satélites de la NASA, combinadas con modelos matemáticos.

El objetivo de este simulador, según la agencia espacial estadounidense, es entender mejor la física detrás del traslado de partículas atmosféricas y, por ende, de los fenómenos climáticos.