La paradisiaca playa que se convirtió en un vertedero de plástico después de una tormenta en República Dominicana
Media playback is unsupported on your device

República Dominicana: así quedó una playa que se convirtió en un vertedero de plástico tras el paso de la tormenta Beryl

La tormenta Beryl, en su paso por el Caribe, hizo que toneladas de desechos se acumularan en un puente flotante a las afueras de Santo Domingo, la capital de República Dominicana.

Las autoridades que controlan el puente decidieron abrirlo y la basura terminó en las playas de Fuerte San Gil, Montesinos y Guibia, en el litoral sur de Santo Domingo.

Un equipo de limpieza de más de 500 personas formado por residentes, militares y el ayuntamiento recogió 30 toneladas de residuos en tres días.

Pese a que las playas de Santo Domingo no son aptas para el baño, la costa y el Malecón son espacios a los que acuden tanto los locales como los turistas.