BBC Mundo

Portada > Internacional

Ser niño en las calles de Kabul

24 may 2010 22:18 GMT
Un niño recoge latas como medio de sobrevivencia en Kabul

Su día comienza con una llamada a la puerta. A las seis de la mañana en Kabul, Nargis, de 10 años, va pidiendo pan por las casas donde viven los más ricos de la capital afgana.

El barrio de Sherpur, famoso por sus lujosas masiones, se alza en lo alto de la misma colina en que ella y su familia tienen su casa de adobe.

El día que la acompañé, todo el mundo le contestó que no tenía pan para darle.

"Hoy, un niño pequeño se me ha adelantado. Se lo ha llevado todo", explica en voz baja, antes de volver a casa sin comida para su familia.

Esta niña callejera, envuelta en su túnica rosa con adornos plateados, es la encargada de mantener a una familia con siete niños.

En la sociedad afgana sería una deshonra para las hermanas adolescentes de Nargis pedir en la calle y sus hermanos menores son aún demasiado pequeños.

Su padre, drogadicto, no puede o no quiere trabajar. Así que todos dependen de Nargis.