BBC Mundo

Inicio > Sociedad y Cultura

Nuevo ranking de países busca medir cosas distintas al dinero

24 may 2011 22:01 GMT

Gerardo Lissardy

París

Sombrero con banderas

Un nuevo índice de bienestar de los países, que más allá del clásico PIB o Producto Interno Bruto considera factores como las relaciones sociales y el equilibrio entre trabajo y ocio, fue lanzado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La clasificación en el "Índice de Mejor Vida" inaugurado este martes es interactiva: los 34 países de la OCDE aparecen clasificados según la importancia que cada usuario le asigna a 11 criterios distintos de selección.

Por ejemplo, México y Chile, los dos latinoamericanos de la organización, figuran rezagados en las tablas por ingreso o seguridad, pero mejoran cuando se los ordena por satisfacción general con la vida.

El secretario general de la OCDE, el mexicano José Angel Gurría, aludió al instrumento como una forma "pionera e innovadora" de trabajar, que puede satisfacer una demanda popular.

"La gente alrededor del mundo ha querido ir más allá del PIB desde hace un tiempo", sostuvo. "Este índice está diseñado para ellos".

El dinero y la felicidad

El índice de la organización basada en París actualmente cubre sólo a los 34 países que la integran, pero la idea es extenderlo para que contemple a otras naciones, dijeron funcionarios de la OCDE a BBC Mundo.

Se puede acceder al mismo por internet y otorgarle mayor o menor importancia a los diferentes factores de medición del bienestar.

Entre esas variables aparecen elementos tradicionales para medir la prosperidad de un país como el ingreso por hogares, la vivienda o el nivel de empleo.

Pero también figuran otros como el medio ambiente, la confianza en el gobierno, salud, educación, vida comunitaria, balance entre trabajo y tiempo libre o satisfacción con la vida.

Cuando se le otorga a todos estos factores juntos el mismo grado de importancia, Australia, Canadá y Suecia aparecen primeros en la lista mientras que Chile, México y Turquía figuran últimos.

En tanto, cuando se otorga la mayor importancia al nivel de ingreso por hogar, un elemento más clásico de medición de bienestar de los países, Luxemburgo queda primero y México, Turquía y Chile últimos.

"El dinero, aunque no puede comprar la felicidad, es un medio importante para alcanzar mejores estándares de vida", precisa la OCDE.

"Más allá del PIB"

Los dos países latinoamericanos también aparecen como los peor ubicados cuando se pondera por seguridad.

Sin embargo, mejoran considerablemente en la tabla de importancia por empleo o a satisfacción de la gente con la vida, donde según la OCDE superan la media de los 34 (aquí Dinamarca figura a la cabeza y Hungría último).

El índice supone toda una novedad para la OCDE, que cumple 50 años y ha sido a menudo considerada como una organización atada a las costumbres y doctrinas clásicas de la economía.

Pero Anthony Gooch, director comunicaciones de la OCDE, descartó que variables tradicionales como el producto bruto de cada país alcancen para medir el grado de prosperidad de un país como se hacía en 1961.

"Cincuenta años más tarde hay que actualizar, porque la gente cuando piensa en su vida y en lo que constituye el bienestar va más allá de temas materiales", dijo Gooch a BBC Mundo

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati