BBC Mundo

Inicio > Ciencia

Los cangrejos de aguas profundas distinguen colores

Facebook Twitter Compartir
6 sep 2012 13:30 GMT
Cangrejo

Los cangrejos que habitan las profundidades del mar pueden distinguir colores, a pesar de vivir mil metros bajo la superficie, según un nuevo estudio.

Expertos en Estados Unidos utilizaron un vehículo submarino para explorar aguas profundas en la costa de las Bahamas y detectaron la presencia de diminutas especies bioluminiscentes.

Los científicos creen que los cangrejos utilizan su visión para discernir estas posibles fuentes de alimento.

El proyecto fue dirigido por Sonke Johnsen, de la Universidad Duke en Carolina del Norte, y Tamara Frank, de la Universidad Nova Southeastern en Florida.

Los investigadores también estudiaron cómo reaccionan los crustáceos ante la luz y descubrieron una sensibilidad desconocida hasta ahora al azul y al ultravioleta.

"Códigos de colores"

Es bien conocida la presencia de especies bioluminiscentes en aguas más superficiales, pero se han realizado pocos estudios en el lecho marino.

Debido a las dificultades de acceder a sitios a grandes profundidades, "es muy, muy difícil obtener datos", dijo Johnsen.

Los investigadores descendieron a profundidades de entre 600 y 1.000 metros y observaron destellos luminiscentes en los sitios de contacto o colisión del plancton con rocas o corales.

Sin embargo, Johnsen y sus colegas constataron que solo el 20% de las especies recolectadas emitían luz, un porcentaje considerablemente menor que el registrado en aguas menos profundas.

Para estudiar cómo las especies marinas perciben el color a pesar de la ausencia de luz solar, los científicos recolectaron crustáceos utilizando el mecanismo de succión en un brazo del vehículo.

De las ocho especies estudiadas todas eran sensibles a la luz azul y dos a la ultravioleta.

"Personalmente pienso que es fascinante que haya animales que puedan percibir la luz ultravioleta en uno de los sitios con menos luz ultravioleta del planeta", dijo Johnsen.

Las especies que distinguen dos colores podrían usar esta habilidad para diferenciar entre corales verdes luminiscentes, que suelen ser tóxicos, y el plancton azul del que se alimentan.

"La idea de que pueden distinguir su comida utilizando códigos de colores es emocionante, pero aún es una hipótesis", señaló Johnsen.

Mundo desconocido

La expedición también buscaba determinar si algunas zonas del lecho marino se encuentran cubiertas de materia descompuesta por bacterias bioluminiscentes.

"Las corrientes eran demasiado fuertes, así que eso deberá quedar para futuras expediciones," dijo Frank a la BBC.

"¿No sería increíble que el fondo del océano estuviera cubierto por una especie de alfombra de restos de organismos y materias fecales luminiscentes?".

Frank cree que la visión lenta de los cangrejos podría ser explicada por la presencia de esas "parcelas luminosas".

"Me sorprendió la lentitud en los movimientos de los ojos de los isópodos. Básicamente funcionan como una cámara durante una exposición tan prologanda que cualquier movimiento se ve borroso".

"Dado que los crustáceos consumen organismos muertos en descomposición, tal vez esta gran sensibilidad les permita detectar luces muy débiles".

Johnsen señala que se requieren muchas más expediciones para explorar este mundo complejo.

"El lecho marino ocupa tres cuartos de la Tierra y el agua constituye el 99% del entorno habitable de nuestro planeta. Sin embargo, sabemos menos sobre estos ecosistemas que sobre la superficie lunar".

"La gente solo protegerá lo que ama. Así que parte de nuestro trabajo es mostrarle ese mundo desconocido".

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati