BBC Mundo

Inicio > América Latina

El contrapunteo de Santos y las FARC a las puertas del diálogo de paz

Facebook Twitter Compartir
4 sep 2012 18:09 GMT

Redacción

BBC Mundo

Juan Manuel Santos

En apariciones separadas, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe de la guerrilla colombiana de las FARC, "Timochenko", explicaron al público detalles de lo que serán las conversaciones de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El mandatario colombiano confirmó que existe un acuerdo entre el gobierno y las FARC que establece la hoja de ruta para llegar a un pacto final que termine de una vez por todas "esta violencia entre hijos de una misma nación".

Santos habló de un acuerdo general para la terminación del conflicto que tiene "su origen en canales establecidos por el gobierno anterior".

El presidente subrayó varias veces durante su alocución que no se debe dejar pasar la oportunidad de acabar con el conflicto, pese a las dificultades que este proceso implica.

Además, Santos aseguró que este proceso de diálogo se diferencia de anteriores intentos por encontrar la paz por dos razones principales.

Una, porque "Colombia crece y se abre al mundo, siendo una de las economías más prósperas de América Latina. Un país que crea empleo en medio de una fuerte turbulencia internacional", dijo.

La segunda razón que adujo Santos para diferenciar este acuerdo de otros anteriores, es que se trata "de un acuerdo para terminar el conflicto y contiene las condiciones que el gobierno considera necesarias.

"Es diferente porque no tiene despejes de territorio y porque no hay cese de operaciones militares", precisó el mandatario.

Además, será un proceso distinto porque las conversaciones se llevarán a cabo fuera de Colombia.

Santos manifestó que las conversaciones comenzarán en Oslo (Noruega) la primera quincena de octubre y luego continuarán en La Habana (Cuba).

Hablan las FARC

Por su parte, las FARC también organizaron una comparecencia pública para hablar sobre estas conversaciones de paz.

En una rueda de prensa organizada en la capital cubana, La Habana, se presentó un video con declaraciones del jefe de la guerrilla minutos después de la aparición del presidente de Colombia en Bogotá.

El lunes, se había conocido otro video de las FARC, en el que el líder de las FARC, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", anunciaba su aceptación del llamado a los diálogos, seguido por imágenes en las que guerrilleros entonaban una canción referente a las inminentes conversaciones.

En las imágenes conocidas el martes, Timochenko llamó a Colombia entera a participar en los procesos de paz.

"La paz es una cuestión de todos, tenemos que hacer de esta oportunidad un nuevo grito por la independencia", dijo el líder guerrillero.

También afirmó que su movimiento llega a la mesa de diálogo a plantear al gobierno que les reconozca "a los de abajo el derecho a participar en las decisiones".

Timochenko reconoció el valor y honor de los soldados y policías. Dijo que son "como adversarios que no pueden querer esta guerra. Nadie como las guerrillas para dar cuenta de la entereza de los soldados y policías de Colombia.

"La salida no es la guerra sino un diálogo civilizado", aseguró.

Lea: mensaje de paz en clave de rap

Fases y puntos esenciales

El presidente colombiano, por su parte, hizo hincapié en las diferencias que, a su juicio, tendrá este proceso comparado con anteriores experiencias fracasadas en la búsqueda de la paz en Colombia.

"Las conversaciones no tendrán un tiempo ilimitado, se medirán en meses, no en años. La duración está sujeta a que se revisen los avances cada cierto tiempo. "Si no hay avances, no seguimos", declaró Santos.

Aclaró que el proceso tiene una estructura clara dividida en 3 fases: exploratoria, sesiones de trabajo, y fase de implementación simultánea de lo acordado.

Asimismo, Santos recalcó que el diálogo actual es diferente a los anteriores porque contiene una agenda realista sobre 5 puntos concretos: desarrollo rural, garantías para el ejercicio de la oposición política, fin mismo del conflicto armado, combate al narcotráfico y protección a los derechos de las víctimas.

Santos insistió en que no habrá concesiones de ningún tipo en el terreno militar y que las operaciones de las fuerzas de seguridad "continuarán con la misma o más intensidad".

El presidente le pidió paciencia y fortaleza al pueblo colombiano ante eventuales ataques de las FARC o un posible incremento de la violencia.

Agradecimientos internacionales

El presidente Santos agradeció su intervención a los gobiernos de Cuba y Noruega sin cuyo concurso, dijo, el acuerdo previo no habría sido posible.

Agradeció también al gobierno de Venezuela por su permanente disposición a la búsqueda de un camino para la paz y al de Chile por haber decidido apoyar a Colombia en la siguiente fase. Ambos países serán acompañantes del proceso.

Por último, dio las gracias a los expertos internacionales que "con su conocimiento, experiencia y dedicación han enriquecido este proceso".

"Hay momentos en la historia en que un gobernante debe decidir si se arriesga a explorar caminos nuevos", sostuvo Santos, quien asumió toda la responsabilidad del proceso.

"Si no somos exitosos tendremos la tranquilidad de que hicimos lo correcto, que no hicimos concesiones ni cedimos en el territorio", señaló.

"Y si somos exitosos, habremos puesto fin a esa noche oscura de medio siglo.

"Tenemos que unirnos todos para hacer que el sueño de vivir en paz se convierta por fin en una realidad", concluyó.

Compartir

Email De.licio.us Facebook Menéame Sónico Twitter Technorati