El arma secreta de Colombia contra el cambio climático

Más ingresos, más producción y todo eso con un impacto menor en el cambio climático. Esos logros ya son realidad en una iniciativa pionera en Colombia, impulsada por el Centro de Agricultura Tropical (CIAT), y la universidad Universidad del Cauca. La idea es aplicar un nuevo modelo de silvopastoralismo, usando pastos altamente nutritivos en extensiones de bosque, reduciendo al mismo tiempo la desforestación y las emisiones de metano.

Pie de foto,

Un sistema de ganadería "inteligente" es como el CIAT describe la combinación de pastos y bosques que se está aplicando en el valle del Patía, en el Departamento del Cauca, en el suroeste de Colombia.

Pie de foto,

El sistema y los forrajes están siendo probado con cerca de 200 productores, que han logrado aumentar su producción en la misma extensión de tierra, reduciendo al mismo tiempo el impacto de la ganadería en el cambio climático.

Pie de foto,

La idea es dividir la finca en seis parcelas y rotar los animales cada cinco días. En la primera parcela se planta brachiaria, un pasto nativo de África, que es más nutritivo y tolerante a sequías que otras variedades locales. Este pasto no sólo disminuye la erosión, sino que es más fácil de digerir, por lo que el ganado emite menos metano por kilo de carne o litro de leche.

Pie de foto,

El ganado completa su pasaje por toda la finca en un mes. En la segunda parcela se está plantando canavalia, una leguminosa que fija nitrógeno atmosférico en el suelo aumentando su fertilidad y reduciendo la necesidad de fertilizante.

Pie de foto,

Los agricultores que participan en la iniciativa reportan un incremento importante de la producción. En algunos casos la producción de leche de cada vaca se ha duplicado y los animales van al matadero a los dos años, en lugar de cinco. Los mayores ingresos han permitido a productores enviar a sus hijos a la universidad.

Pie de foto,

El aumento de la producción reduce la demanda de nuevas tierras para ganadería, lo que disminuye a su vez la desforestación. El silvopastoralismo es uno de los elementos incluidos en el plan de reducción de emisiones de gases de invernadero que Colombia presentó en la cumbre sobre cambio climático en París en 2015.

Pie de foto,

Investigadores del CIAT prueban y desarrollan nuevos forrajes para incorporar al sistema de rotación de parcelas.

Pie de foto,

Los investigadores de Universidad del Cauca también buscan comprender qué factores han impedido en el pasado la expansión de otras experiencias de silvopastoralismo. Entre los obstáculos posibles está la falta de títulos de tierra, que dificulta el acceso a créditos para obtención de semilla.

Pie de foto,

El gobierno colombiano espera introducir el silvopastoralismo en cerca de seis millones de hectáreas. "El silvopastoralismo puede ser un elemento crucial para ayudar a los agricultores del trópico a aumentar la producción avanzando al mismo tiempo en mitigación y adaptación al cambio climático", señaló Peter Laderach, investigador del CIAT.