¿Por qué hay coyotes merodeando por las calles de Los Ángeles?

Derechos de autor de la imagen Servicio Nacional de Parques de EE.UU. (NPS)
Image caption Algunos de los coyotes tienen su área de preferencia, como esta hembra de unos 3 años que suele pasear por el barrio de Westlake, en Los Ángeles.

Dejar al perro o el gato fuera de la casa cuando oscurece se convirtió en un riesgo en una ciudad como Los Ángeles (California, EE.UU.) y no es por el tráfico.

De un tiempo a esta parte, los residentes de algunos barrios de Los Ángeles como Silver Lake o Los Feliz, se encuentran cara a cara con coyotes que se pasean por las calles de la ciudad californiana con mucha naturalidad.

Desde instancias oficiales llaman a la calma y recuerdan que el coyote es un animal nativo de Estados Unidos y su presencia en el sur de California es anterior a la de los vecinos que ahora dan la voz de alarma.

El hecho de que algunos de ellos estén cambiando su hábitat natural en las áreas rurales por las zonas urbanizadas preocupa sobre todo a aquellos que tienen mascotas o niños pequeños.

Hay quien ha pedido que se pongan trampas para capturarlos, una práctica que no se aplica en la ciudad de Los Ángeles desde 1996.

Derechos de autor de la imagen NPS
Image caption Estos dos ejemplares son crías producto de la historia de amor de dos coyotes asiduos de las calles de Los Ángeles.
Derechos de autor de la imagen NPS
Image caption Las autoridades advierten que los coyotes son muy protectores con sus crías y pueden ver en perros u otras mascotas un posible competidor o riesgo para su prole.

"Poner trampas no es la manera más eficaz de abordar la situación", le dice a BBC Mundo Kate Kuykendall, portavoz del Área Recreativa Nacional de la Sierra de Santa Mónica, en el noroeste de Los Ángeles.

"La mejor forma de lidiar con el conflicto es la educación.

"Hay que pedirles a las comunidades que reduzcan o eliminen el suministro de comida y que empleen técnicas para distraer a los coyotes cuando los vean en zonas residenciales", añade.

¿Amenaza para las personas?

Kate Kuykendall subraya que, por naturaleza, "los coyotes son temerosos de los humanos, pero también son curiosos y tienen una alta capacidad de adaptación".

Derechos de autor de la imagen NPS
Image caption "Los ataques de coyote son extremadamente raros. Es crucial que las comunidades estén listas para convivir con la fauna silvestre.", sostiene Kate Kuykendall.

Reproducción primaveral y otros motivos

Las teorías que explican que se vean más coyotes en las zonas urbanizadas son diversas y varían según quien las defienda:

  • Apareamiento de una pareja de coyotes y la consecuente descendencia.
  • Falta de comida y agua en las colinas (teoría descartada por el Servicio de Parques Nacionales).
  • Siempre han estado en Los Ángeles.
  • Efecto de las redes sociales: la gente difunde alertas y parece que hay muchos coyotes cuando a lo mejor se refieren al mismo ejemplar visto en distintos lugares.
  • La facilidad con la que encuentran comida en las afueras de las casas.

En el último punto parece haber consenso.

Como indica Niamh Quinn, consejera de la división de recursos agrícolas y naturales de la Universidad de California, "el coyote intentará gastar el mínimo de energía en conseguir la máxima cantidad de comida".

"¿Por qué iba a quedarse en una zona más rural donde tiene que cazar un conejo cuando puede meter la cabeza en un cubo de basura y lograr la misma alimentación?".

Visto desde esa perspectiva, tiene sentido.

Derechos de autor de la imagen NPS
Image caption En total se calcula que hay entre 250.000 y 750.000 ejemplares en todo California.

Temas relacionados

Contenido relacionado