Así es la primera foto que la sonda Juno envió desde la órbita de Júpiter

Júpiter y tres de su lunas. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La luna más cercana a Júpiter en la imagen es Io, a la derecha y arriba se ve Europa y más abajo a Ganímedes.

La sonda Juno, que la agencia aeroespacial de Estados Unidos (NASA) envío a Júpiter, transmitió las primeras imágenes desde que comenzó a orbitar ese planeta la semana pasada.

La imagen muestra una parte soleada del planeta junto a tres de sus mayores lunas: Io, Europa y Ganimedes.

El cuarto satélite natural, Calisto, no aparece en la foto.

En estos momentos, Juno se aleja de Júpiter mientras recorre un largo arco, pero volverá en agosto cuando podrá tomar mejores imágenes con su "JunoCam".

Por lo pronto, los científicos se sienten aliviados de saber que los equipos funcionan bien, tras haber entrado en contacto con el ambiente fuertemente radiactivo de Júpiter durante su maniobra de ingreso en órbita el 5 de julio.

El equipo de la misión ahora verifica el funcionamiento de todos los instrumentos de la nave para asegurar su correcto funcionamiento.

Deberán realizar previamente tareas de calibración de los instrumentos, antes de comenzar el periodo de exploración del planeta en octubre.

Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Una representación de un artista muestra a Junoal lado de Júpiter, planeta en torno al cual dará unas 30 vueltas.

A mediados de ese mes, encenderán un motor para colocar la sonda en un ajustado recorrido de 14 días orbitando alrededor del planeta.

Entonces, vendrán unas buenas 30 vueltas en torno al enorme planeta.

La imagen en esta página fue tomada cuando Juno se encontraba a unos 4,3 millones de kilómetros de Júpiter.

En la fotografía se notan las coloreadas franjas atmosféricas de gas. También se puede apreciar la famosa gran mancha roja, la enorme tormenta que ha golpeado el planeta durante centenares de años.

El objetivo de Juno durante los próximos 18 meses será intentar entender los secretos de Júpiter.

Los científicos prevén usar los instrumentos de la nave para formarse una idea de lo que hay en el interior del planeta.

Ellos creen que la estructura y la química de su interior esconden las claves para comprender cómo se formó este gigante hace unos 4.500 millones de años.

Temas relacionados

Contenido relacionado