La habitación de hotel sin paredes ni techo en los Alpes suizos

  • Redacción
  • BBC Mundo
Los granjeros locales se turnan para hacer de camareros.

Fuente de la imagen, Atelier für Sonderaufgaben

Pie de foto,

Los granjeros locales se turnan para hacer de camareros.

¿Te gustaría disfrutar de unas vacaciones distintas? ¿Dormirías, entonces, en un "cuarto" de hotel sin paredes ni techo, en medio de unas montañas?

Esta habitación inusual existe en los Alpes suizos, en el cantón de Grisons, en el este del país.

La pieza cuenta con una cama doble, un par de lámparas y solo tiene al cielo y las estrellas como cubierta.

Es la última obra de los hermanos y artistas conceptuales suizos Patrik y Frank Riklin. Y forma parte de su concepto de hoteles "Null Stern" ("cero estrellas" en alemán).

Los Riklin buscan jugar con la idea de lujo de los hospedajes tradicionales, que empezó en 2008, con la instalación de dormitorios en lugares inesperados, como una antigua planta nuclear en Suiza.

Fuente de la imagen, Atelier für Sonderaufgaben

Pie de foto,

Minimalismo en la máxima expresión...

Fuente de la imagen, Atelier für Sonderaufgaben

Pie de foto,

Sus diseñadores lo definen como un hotel "cero estrellas".

"La magia (del cuarto) consiste en que es una fantasía real: la fantasía de estar en un lugar en el que no esperas que haya una cama doble", le dijo a la BBC Patrick Riklin.

"Lo que queremos es cuestionar cómo se puede crear lujo y qué es lujo realmente", señaló.

"Esta es nuestra declaración como artistas, jugar con la clasificación de estrellas y decir que cero estrellas no significa "malo", significa independencia y libertad". aseguró.

Según el sitio Null Stern, el cuarto ya está reservado hasta el 31 de agosto y que ya hay una lista de espera para el verano de 2017.

Pero, ¿qué pasa si el tiempo no acompaña?

"Si llueve, uno no puede ocupar la habitación", le afirma Riklin. Hay una pequeña casa a 50 metros en la que el huésped puede refugiarse.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Los hermanos y artistas Frank y Patrik Riklin crearon para el concepto "Cero estrellas" en una antigua planta nuclear en Suiza.