En fotos: cómo han cambiado las calles de Los Ángeles donde surgió la enemistad entre las temidas Mara Salvatrucha y Barrio 18

En la zona sur de Los Ángeles, los pandilleros del Barrio 18 y los de la Mara Salvatrucha iniciaron a finales de los años 80 una guerra de pandillas que cruzó fronteras y se convirtió en un conflicto trasnacional. Volvemos al origen.

Pie de foto,

Las calles del sur de Los Ángeles, California, fueron escenario del surgimiento de numerosas pandillas, entre ellas dos de las más violentas en la historia reciente de Centroamérica: la Mara Salvatrucha o MS-13 y Barrio 18.

Pie de foto,

La pandilla Barrio 18 se originó en los alrededores de la calle 18 en el distrito Rampart de Los Ángeles. Barrio 18 es una de las pandillas más grandes de la región, con grupos que operan desde Centroamérica hasta Canadá. Por su parte, la calle 13 de Los Ángeles no existe, en realidad se llama Pico Boulevard para evitar el número que en algunos lugares se asocia con la mala suerte. El número 13 en el nombre de la Mara Salvatrucha MS-13 no responde por tanto a esta calle, como algunos creen, sino a la letra número 13 del alfabeto, la M, en honor a la Mafia Mexicana.

Pie de foto,

No está claro cuándo nació exactamente la MS-13, pero algunos pandilleros veteranos relatan que un grupo de sus primeros miembros, calificados de "stoners" por su afición por el rock y los Rolling Stones., empezaron sus encuentros en los años 70 en este local de la cadena Seven Eleven que todavía existe en la intersección de la avenida Westmoreland con la calle James M. Wood. De hecho, uno de los subgrupos que surgió de la Mara Salvatrucha se conocía como la clica Seven Eleven.

Pie de foto,

Aquellos primeros salvatruchos vestían al estilo heavy metal, con pantalones ajustados y rotos a la altura de las rodillas, camisas negras con portadas de discos de ACDC, Led Zeppelin o Kiss, y pelo largo., Hacían respetar su autoridad en escuelas como la Berendo Middle School de la imagen.

Pie de foto,

A finales de los años 70 principios de los 80 hubo en California una gran afluencia de salvadoreños que querían dejar atrás la pobreza, la violencia y la guerra civil. Para entonces, los mexicanos y en particular los chicanos llevaban décadas organizados en pandillas La Mara Salvatrucha se extendió por diferentes calles en las cercanías de Pico Boulevard, donde en los años 70 se encontraban estos apartamentos., que en la actualidad siguen en pie.

Pie de foto,

Este mural del grupo Leeward Locos perteneciente a la Mara Salvatrucha estaba en los años 80 en la parte trasera de la calle Leeward, cerca de la esquina donde se encuentra el Seven Eleven que sirvió de punto de reunión de los primeros miembros de la MS13. En esta zona, clicas o grupos de la Mara Salvatrucha y Barrio 18 compartieron territorio pacíficamente. La incipiente Mara Salvatrucha se miraba en el Barrio 18, que ya tenía más de 30 años de existencia y era una pandilla abierta a jóvenes de origen diverso.

Pie de foto,

La paz terminó a finales de los años 80 y el enfrentamiento entre ambas pandillas fue sangriento. La apariencia de la misma calle Leeward ha cambiado mucho en estos 30 años, pero encontramos una muestra de la presencia de partidarios de la MS-13 en la zona.

Pie de foto,

Hay quienes creen que la Mara Salvatrucha surgió como una escisión del Barrio 18, algo que no sería extraño en el mundo de las pandillas, pero no fue así. La propia Barrio 18 nació a finales de los años 40 como una escisión de la pandilla Clanton 14, que existe desde los años 20 y es probablemente la pandilla latina más antigua en California.

Pie de foto,

Muchos de los primeros miembros de la Mara Salvatrucha y Barrio 18 terminaron en cárceles de California o fueron deportados de vuelta a sus países de origen. Las bandas enemigas trasladaron su conflicto a El Salvador y otros países centroamericanos. Mientras tanto en Los Ángeles se ha intentado eliminar su rastro borrando los símbolos de sus fachadas.

Pie de foto,

En la primavera de 1984, el gobierno del entonces presidente Ronald Reagan emprendió una limpieza de las calles de Los Ángeles en previsión de los Juegos Olímpicos que se celebraron en la ciudad ese año. Las calles se militarizaron, hubo redadas y detenciones colectivas, y a partir de ese año, las autoridades adoptaron una actitud mucho más restrictiva ante las pandillas.

Pie de foto,

Tres décadas después, las calles aledañas a la 18, como aquí la avenida Union, son similares a las de cualquier otro barrio de Los Ángeles. Apenas quedan grafitis que recuerden la etapa más violenta de la lucha entre la Mara Salvatrucha y la Barrio 18. En su lugar se ven proyectos para la juventud, como este club de boxeo.

Pie de foto,

Las pandillas siguen activas en Los Ángeles y otros lugares del sur de California, pero su presencia no es tan patente cuando uno camina por las calles en las que se supone que los distintos grupos ejercen el control.