Muere Isabelle Dinoire, la paciente que fue sometida al primer trasplante de cara del mundo

Isabelle Dinoire en 2006. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Isabelle Dinoire a inicios y fines de 2006. Las imágenes muestran el progreso de las cirugías a las que se sometió.

La historia por la que la francesa Isabelle Dinoire se hizo conocida en todo el mundo empezó de manera triste y acabó de la misma forma.

Dinoire, la primera persona del mundo en someterse a un trasplante de cara, murió el pasado mes de abril a los 49 años, según acaban de informar los médicos que la trataron.

En 2005, un equipo de cirujanos le trasplantaron una nueva nariz y boca después de que su perro la desfigurara. Parecía que la intervención había sido exitosa.

Pero el uso intenso de inmunosupresores, destinados a prevenir el rechazo del nuevo rostro, la debilitó hasta causarle cáncer, según informó el corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield.

El periódico francés Le Figaro dijo que el fuerte tratamiento le había causado dos cánceres.

La noticia de su muerte, anunciada por el Hospital Universitario de Amiens, ciudad en el norte de Francia, no se había difundido para proteger la privacidad de la familia de Dinoire.

"Ella está siempre conmigo"

En los últimos años se han realizado trasplantes de cara en varios países, como Estados Unidos, España, Turquía, China y Polonia.

En 2012, en una entrevista con la BBC, Isabelle Dinoire contó que su perro la había desfigurado como resultado de un intento de suicidio.

Derechos de autor de la imagen AP/Rex Features
Image caption Isabelle Dinoire antes de sus heridas, en 2001, después de la primera operación, en 2006, y en 2009.

Después de una sobredosis de pastillas para dormir, se despertó al lado de un charco de sangre, con su can labrador al costado.

Aparentemente la mascota la había encontrado inconsciente y en un intento por reanimarla, le había desfigurado la cara.

Las heridas a su boca, nariz y mentón eran tan profundas que los médicos descartaron una reconstrucción facial y propusieron algo sin precedentes hasta entonces: el trasplante facial.

Dinoire quedó feliz con la cirugía.

La paciente dijo a la BBC que cuando se miraba al espejo, veía una combinación de ella y la donante. "Ella está siempre conmigo", comentó.

"Me salvó la vida".

Temas relacionados

Contenido relacionado