La historia detrás de la icónica foto del fin de la Segunda Guerra Mundial contada por una de sus protagonistas

Marinero abraza a una enfermera en la celebración de la rendición de Japón en Times Square. Derechos de autor de la imagen AP
Image caption ¿Beso o acoso?

El 14 de Agosto de 1945, Japón se rendía definitivamente y Estados Unidos completo salía a las calles a celebrar el comienzo del fin de la guerra.

Y en Nueva York, un marinero y una enfermera se besaban frente a cientos de personas que habían salido a las calles a celebrar.

Greta Friedman, quien aseguró ser la icónica enfermera, murió el sábado de neumonía a los 92 años, según comunicó su hijo Joshua.

Pero su historia y la de una de las fotos más representativas del siglo XX, tomada por el fotógrafo Alfred Eisenstaedt, continúa siendo digna de contar.

Un marinero en un traje azul oscuro que toma de la cintura a una enfermera completamente de blanco y la besa en lo que parece un abrazo de celebración frente a Times Square.

Dos desconocidos unidos por un gesto de cariño. ¿O no?

¿Beso o acoso?

El momento, celebrado como un monumento artístico al fin de la guerra por décadas, adquirió un cariz distinto luego de una entrevista que Friedman le diera al Veterans History Project en 2005.

"Sentí que él era muy fuerte. Me apretaba mucho. No estoy segura del beso", dijo.

"Era simplemente alguien celebrando. No fue un momento romántico".

Años después, el sitio web Crates and Ribbons aseguró que lo que Friedman denominó como "no romántico" era más parecido a lo que hoy se conocería como "acoso sexual".

Pero la revista Time, matriz de Life que cerró en 2000, publicó en 2014 un artículo sobre la historia de la foto. "Mucha gente ve la foto como algo más que una muestra bastante pública de acoso sexual, algo no muy digno de celebración", escribió la revista.

Los protagonistas

Al menos 11 hombres reclamaron ser el marinero. Y el caso de la enfermera no fue distinto.

Friedman contó en una entrevista para el Veterans History Project que no vio la foto hasta la década de los 1960s en un libro del conocido fotógrafo. Inmediatamente le escribió a la revista Life -donde se publicó originalmente la imagen-, pero le respondieron que ya habían identificado a la mujer. Y no era ella.

No fue la única que dijo ser la mujer de la foto.

El propio Eisenstaedt se reunió con Edith Shain, una profesora de prescolar de Beverly Hills, California, quien aseguró ser la disputada enfermera.

"Es exactamente mi figura, la ropa que usé y, especialmente, mi peinado", insistió Friedman en 2005, defendiendo que era ella la de la foto.

Hija del holocausto

Friedman tenía motivos para celebrar el fin de la guerra.

Nacida en 1924 en Austria, bajo el nombre de Greta Zimmer, debió emigrar a Estados Unidos en 1939 junto a dos de sus hermanas tras la ocupación nazi de Austria. Otra de sus hermanas fue enviada a Medio Oriente. No volvió a ver a sus padres; ambos murieron en el holocausto.

El 14 de agosto de 1945 la encontró trabajando como asistente de un dentista en pleno centro de Nueva York, por eso llevaba su vestimenta de enfermera, según contó en 2005.

Se casó con un científico del ejército de EE.UU. en 1956 y se graduó en Artes en 1981.

Temas relacionados