Lorena González, la diputada hispana detrás de la primera ley que otorgó a trabajadores de Estados Unidos el derecho a licencia por enfermedad

Lorena Gonzalez
Image caption Lorena Gonzalez ha sido descrita como una de las voces más originales entre las nuevas generaciones de dirigentes en Estados Unidos.

A Lorena González la consideran en Estados Unidos una de las 50 voces más innovadoras en la política contemporánea. Y es una de apenas tres hispanos en la lista.

El galardón se lo concedió Politico, un sitio web informativo especializado en los bizantinos tejemanejes del poder en Washington.

Pero el éxito de esta diputada, hija de inmigrantes mexicanos que representa a una comunidad de San Diego en la legislatura estatal de California, consiste precisamente en apelar a los intereses de la gente que vive más allá del mundillo político de la capital.

Se ha hecho famosa en el país por presentar soluciones de sentido común para gente común y corriente.

Entre ellas, la primera ley en ese país que garantiza a los trabajadores el derecho a pedir licencia paga del trabajo por enfermedad.

Cuestión de pañales

Cuando BBC Mundo la contactó, sin embargo, acababa de sufrir una importante derrota política.

Horas antes de la entrevista, citando problemas presupuestales, el gobernador del estado de California, Jerry Brown, había vetado una de sus iniciativas más conocidas: un proyecto de ley que buscaba eximir de impuestos a los pañales de bebé.

Image caption Lorena Gonzalez representa a un distrito primariamente hispano en California

Puede que discutir sobre el cobro de unos centavos adicionales en las compras de pañales parezca un asunto más bien secundario, muy lejos del retrato que series televisivas como "House of Cards" hacen de la política en Estados Unidos, con sus pugnas dramáticas por el poder.

Pero este es precisamente el tipo de iniciativas que la apasionan. Las que pueden tener un impacto concreto y real en la gente humilde. No en vano,representa a uno de los distritos mas pobres de California.

Su pasión no parece ser la ideología.

"Represento a gente de verdad, con problemas de gente de verdad. Le pregunto a mis vecinos, a mis votantes, por los asuntos que afectan su vida día a día", le dice a BBC Mundo.

Un derecho básico

Otra de esas iniciativas la llevó a los titulares nacionales. En 2014, consiguió la aprobación en California de la primera ley en Estados Unidos concediéndole a los trabajadores un derecho considerado básico en buena parte del resto del mundo: el de poder tomar licencia remunerada del trabajo en caso de enfermedad.

California fue el primer estado que pasó una ley semejante gracias a los esfuerzos de González.

La actual candidata presidencial demócrata Hillary Clinton ha prometido una ley federal en ese sentido si es elegida a la Casa Blanca, para extender ese derecho al resto del país.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hillary Clinton está proponiendo legislación nacional para establecer el derecho a licencias pagadas por enfermedad para todos los trabajadores.

La propuesta desata apasionados argumentos en Estados Unidos, donde muchos republicanos temen que afecte la creación de empleo o simplemente vaya contra su ideología de dejar todo al mercado sin regulación estatal.

El argumento de los republicanos es que tener que pagar a trabajadores ausentes por enfermedad puede afectar a la viabilidad de pequeñas empresas, hacerlas quebrar y así destruir empleo.

Pero a Lorena González le pareció obvio que una ley así debería existir.

"Antes de llegar a la legislatura trabajaba con un sindicato. Me daba cuenta que las personas sindicalizadas, especialmente las mujeres, tenían como una de sus conquistas que podían tomarse un día del trabajo para llevar a su hijo enfermo al médico, sin temer perder su empleo", cuenta la diputada.

"Para la gente de clase trabajadora, eso es muy importante. Pero en California había 6,5 millones de personas sin ese derecho. Conseguimos una ley que le concedía a todos los trabajadores un mínimo de tres días de licencia pagada", recuerda.

"Todavía somos el único país industrializado del mundo que no le concede a todas las mujeres trabajadoras el derecho a tomarse un día, ni siquiera para tener un hijo", advierte.

Lo que está en juego

Lorena González creció pobre, hija de una madre soltera. Que su padre fuera un inmigrante mexicano hace que el debate en torno a la candidatura de Donald Trump le sea muy cercano.

"Espero que los latinos en particular, entendamos lo que está en juego aquí en estas elecciones", dice.

Somos el único país industrializado que no consagra en la ley el derecho de una mujer a una licencia médica pagada del trabajo, ni siquiera para dar a luz

Lorena González
Getty

"Tenemos que expresar que somos parte de este país. Cuando le hablo a mis familiares en México, ellos no piensan que yo soy mexicana. Piensan que soy estadounidense. Aquí es donde vivo aunque estoy orgullosa de mi herencia", puntualiza.

El sueño

El sitio web Politico dijo, refiriéndose a su labor legislativa en California: "Si los estados son los laboratorios de la democracia, Lorena González puede que sea la más ambiciosa científica progresista del país".

Los medios nacionales le están dedicando atención. No descarta un futuro en la política nacional, pero por ahora dice estar satisfecha con su papel en California.

"Hay mucho que hacer. Yo tuve oportunidades con las que mis padres solo podían soñar. Necesitamos que el sueño americano esté disponible para todos", recuerda.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Lorena González es diputada en la legislatura del estado de California

Temas relacionados

Contenido relacionado