Vírgenes y con iPhones: así son los nuevos estudiantes de la Universidad de Harvard, EE.UU.

Universidad de Harvard Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los estudiantes que llegan a Harvard tienen son resultado de una mezcla de valores tradicionales y nuevas tecnologías.

La mayoría son vírgenes y aun más de entre ellos tienen iPhones. Y entre los hombres, es más probable que tomen LSD a que fumen cigarrillos.

Estos son los futuros líderes empresariales y políticos de Estados Unidos. O al menos, son los más nuevos aspirantes a un título de Harvard, la universidad más rica del mundo y cuna de la élite estadounidense.

Y si te preguntas si debemos confiar en ellos, casi uno de cada cinco hizo trampas en exámenes o tareas cuando estaban en el colegio.

Los hallazgos son de un sondeo anual de nuevos estudiantes universitarios publicado en el periódico Harvard Crimson, que estudió sus antecedentes, creencias, preferencias y visión política.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Una alta proporción de estudiantes tiene cuentas de Snapchat.

Estos jóvenes estadounidenses crecieron en el nuevo siglo.

Y muestran una mezcla de valores tradicionales, políticas liberales y tecnología digital. La mayoría de ellos tienen creencias religiosas y son grandes usuarios de redes sociales.

El análisis muestra una demografía cambiante. De los inscritos este año, un 56% son blancos, la menor proporción en años recientes.

Los siguientes en cuanto a presencia son asiáticos, hispanos y afroestadounidenses.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los estudiantes de Harvard adoran los dispositivos de Apple.

La mayoría de los estudiantes de Harvard reciben algún tipo de asistencia financiera, ya que la universidad puede permitirse ofrecer una amplia variedad de becas.

Pero el sondeo mostró que algunos de los nuevos estudiantes son tremendamente ricos: un 16% proviene de hogares donde el ingreso anual es de más de US$500.000.

Y dos tercios de estos estudiantes súper ricos tienen familiares que previamente estudiaron en Harvard.

Pero hay una proporción similar de familias con ingresos menores a US$40.000.

En cuanto a la identidad política, el grupo que entró este año tiene más probabilidades de pertenecer a los "un poco liberales", y esto se aplica a casi todas las categorías de ingresos, raza y religión.

Sólo los estudiantes mormones tienen más probabilidades de decir que son conservadores.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La mayoría de los estudiantes dice que son "un poco liberales", y apoyan a Hillary Clinton en la carrera a la presidencia.

En términos de a quién apoyan en estas elecciones presidenciales, la ganadora es Hillary Clinton.

Incluso entre los simpatizantes republicanos, sólo una minoría apoya a Donald Trump.

Los estudiantes judíos son los que tienen menos probabilidades de apoyar las ambiciones de Trump.

Pero junto con este liberalismo, éstos son jóvenes son también pulcros y acicalados.

Casi dos tercios son vírgenes, y dos de cada cinco no beben alcohol.

Entre los estudiantes religiosos, los judíos y los católicos son los que tienen menos probabilidades de llegar vírgenes a la universidad, y quienes más probabilidades tienen son los musulmanes y los mormones.

El sondeo muestra la continua prevalencia del cannabis, que utilizan un 25% de los nuevos estudiantes.

Y quienes han ido a colegios privados tienen más probabilidades de haber experimentado con drogas, incluida la cocaína.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Fumar ha perdido su atractivo para los estudiantes, en particular para los hombres.

El sondeo de este año muestra casi la total desaparición del tabaco, particularmente entre los hombres.

Hace sólo unos pocos años, casi una quinta parte de los nuevos estudiantes varones de Harvard fumaban.

Pero la proporción este año es del 2,5%, menor que el 3% de quienes toman LSD.

En términos de bienestar, casi una quinta parte de los nuevos estudiantes de este año han recibido asesoría de salud mental.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La mayoría de los estudiantes se identifican con una fe religiosa.

La probabilidad de haber recibido asesoría se incrementa a la par que los ingresos familiares. Los estudiantes más ricos son los que han recibido con mayor probabilidad ayuda para sus problemas de salud mental.

Este sigue siendo un país con un firme sentido de la religión y sólo uno de cada cinco de los estudiantes dicen que son ateos.

Hay un creciente número de no creyentes, ya sea ateos o agnósticos, pero la mayoría tienen una fe religiosa, predominantemente cristiana.

Los católicos siguen siendo la mayor denominación.

El estudio también analiza la otra gran verdadera fe de la juventud: sus teléfonos móviles y las redes sociales.

Los productos de Apple dominan los dispositivos en el campus, donde casi el 80% de los estudiantes tiene un iPhone.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Harvard ha sido el punto de inicio para muchos líderes de Estados Unidos.

En términos de redes sociales, Twitter parece haber caído este año, dado que son minoría los estudiantes con cuenta.

Por el contrario, Snapchat están ganando terreno. Cuatro de cada cinco estudiantes dicen que están usando cuentas de Snapchat.

Facebook también parece tener un atractivo duradero para estos adolescentes.

Los números de los que tienen una cuenta han disminuido ligeramente, pero el 96% todavía usan la red social.

Así serán capaces de mirar sus perfiles y fotos de la universidad cuando dirijan el país.

Temas relacionados

Contenido relacionado