Para Daniel Radcliffe, el actor que dio vida a Harry Potter, la industria del cine en Hollywood es racista y los dichos de Trump despiertan “miedo y odio”

Daniel Radcliffe. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Daniel Radcliffe cuestionó la discriminación que existe en la industria del cine.

Es "bastante innegable" que Hollywood es racista.

Así lo afirmó el protagonista de Harry Potter, Daniel Radcliffe, a la BBC.

Para el actor, al mundo del cine se lo ve como "muy, muy progresista", pero "se está quedando atrás" en fomentar que las industrias incluyan la diversidad.

Radcliffe también dijo que es difícil para los actores homosexuales reconocer públicamente su condición por miedo a ser encasillados en papeles de gays.

El actor británico, de 27 años, se hizo mundialmente conocido por su papel de Harry Potter, el aprendiz de mago en las películas adaptadas de los libros infantiles de JK Rowling, desde 2001.

Pero su último papel en la pantalla grande fue en la película de suspenso "Imperium", como Nate Foster, un agente del FBI que se infiltra en un grupo supremacista blanco.

"Miedo y el odio"

Radcliffe dijo que este papel lo llevó a pensar más en cuestiones raciales.

Cuestionó las declaraciones discriminatorias del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, diciendo que había "despertado" sentimientos de "miedo y odio".

La industria del cine de Estados Unidos en sí ha recibido críticas por racismo, como el boicot del actor Dustin Hoffman y el director Spike Lee a la ceremonia de los Oscar de este año, por la falta de candidatos de minorías étnicas.

Image caption Daniel Radcliffe dijo en el programa de Victoria Derbyshire que no volvería a interpretar a Harry Potter (por ahora).

Al ser consultado sobre si Hollywood es "racista", Radcliffe, que es miembro del panel que elige los ganadores del Oscar, dijo: "Es bastante innegable".

Y agregó: "Nos gusta pensar de nosotros mismos que somos una industria muy, muy progresiva, pero estamos atrasados en todo tipo de áreas".

Radcliffe también expresó preocupación de que los actores homosexuales no pueden expresar libremente su condición. "Supongo que luego la gente sólo quiere que interpreten papeles de homosexuales".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Según informes, las películas de Harry Potter reportaron ganancias por más de US$7 mil millones.

En 2012, el actor se declaró simpatizante del Partido Laborista, después de haber apoyado a los liberal-demócratas, y desde entonces ha expresado su apoyo para el líder Jeremy Corbyn.

Tras ser consultado sobre las recientes acusaciones de antisemitismo dentro del laborismo, Radcliffe, cuya madre es judía, los describió como "absolutamente horribles" y "chocantes".

Se ha especulado que la obra de teatro en Londres, Harry Potter y el Niño Maldito, podría convertirse en una película protagonizada por Radcliffe.

Sin embargo, el actor dijo: "Nadie me preguntó al respecto y sin duda no creo que lo haría en este momento".

"Sólo han pasado seis años (desde el último papel como Harry Potter) y estoy disfrutando mucho de ser capaz de hacer un montón de cosas diferentes".

Temas relacionados

Contenido relacionado