Las fascinantes imágenes históricas de una artista que colorea nuestras memorias

  • Rafael Barifouse
  • BBC Brasil en Sao Paulo
Pie de foto,

Marina Amaral usó sus conocimientos de Photoshop para darle color a imágenes históricas como la de este campo de concentración de Wöbbelin, Alemania, de 1945. (Foto original: Archivo Nacional de EE.UU.).

La ciencia dice que los colores son capaces de despertar emociones y tal vez eso es lo que hay detrás del trabajo de la brasileña Marina Amaral.

La joven artista de 21 años se especializa en darle color a las fotografías en blanco y negro.

En su casa de Belo Horizonte, Marina le da una nueva vida al pasado devolviéndoles los colores, de una manera increíblemente realista, a fotografías históricas utilizando Photoshop.

A medida que los tonos grises se transforman en azul, rojo, verde o marrón, el sufrimiento de un prisionero en un campo de concentración alemán parece ser más intenso.

Y la destrucción en la ciudad japonesa de Hiroshima por la bomba atómica es aún más escalofriante.

"Creo que las fotos en blanco y negro terminan distanciando a las personas. Un evento registrado parece casi irreal. El color rompe esa barrera y nos acerca a esa realidad", dice Marina, quien comenzó a colorear fotos casualmente y ahora es su profesión.

Momentos para la memoria

Pie de foto,

Marina elige fotos que se han quedado fijados en la memoria de mucha gente. En la foto, Marthin Luther King Jr. marcha por los derechos de los negros en Washington D.C.

Pie de foto,

Marina dice que antes de colorear una imagen realiza una investigación exhaustiva para que el resultado sea lo más fiel posible al personaje o escena original.

Pie de foto,

El color elimina la "distancia" que puede generar para alguien el ver una fotografía en blanco y negro. En la foto, obreros desempleados en San Francisco, EE.UU.

Pie de foto,

La artista brasileña comenzó su trabajo como una afición, pero ahora dedica todo su tiempo a darle color a imágenes antiguas.

Marina aprendió a utilizar Photoshop por su cuenta cuando era niña y lo unió a su fascinación por la historia después de aprender las técnicas para restaurar los colores de las fotografías antiguas.

Desde abril del año pasado, Marina se dedica casi exclusivamente a este tipo de trabajo y considera que la práctica le permitió perfeccionar su estilo e incluso desarrollar sus propios métodos.

Muchas de las fotos que ha transformado son de dominio público, sacadas de bancos de imágenes de fundaciones e instituciones gubernamentales como la Biblioteca del Congreso y el Archivo Nacional, ambos de EE.UU., o la Biblioteca Británica.

Pie de foto,

La llegada de las tropas de EE.UU. a la playa de Normandía, Francia, es una de las imágenes que Marina ha obtenido de instituciones gubernamentales o fundaciones.

Pie de foto,

Gracias a su trabajo, Marina ha ganado miles de seguidores en sus redes sociales.

Pie de foto,

Marina ha transformado tanto escenas como retratos antiguos, como el de la enfermera japonesa Aiko Hamaguchi hecho durante la Segunda Guerra Mundial.

Pie de foto,

La demanda de tiempo de su trabajo llevó a Marina a dejar la universidad para dedicarse exclusivamente a los pedidos que le llegan.

Pie de foto,

El famoso retrato del presidente estadounidense Abraham Lincoln ha sido uno de los trabajos de Marina que comparte en sus redes.

Pie de foto,

Marina ha recibido halagos por la exhaustividad en la investigación previa que realiza para colorear con fidelidad las fotografías que toma.

"Me encanta trabajar con fotografías que representan momentos históricos y que se han fijado en la memoria de la gente", dice Marina.

Pie de foto,

Marina también ha hecho trabajos con fotografías de otros países, como la foto de una casa del pueblo saami de Suecia.

Pie de foto,

Pero la joven artista también expresa su frustración por no contar con un registro fotográfico tan amplio en su natal Brasil.

Pie de foto,

La impresión en color de un retrato del piloto C. Hopson, del servicio postal estadounidense, es uno de los trabajos de Marina.

La artista reunió más de 115.000 miembros en uno de los foros del sitio Reddit.

Luego pasó a otras redes sociales y comenzó a recibir solicitudes de trabajo para álbumes familiares y pedidos de museos y empresas.

La demanda creció tanto que Marina decidió abandonar la universidad.

"Me estaba quedando sin tiempo para estudiar", explica. "Colorear una imagen me toma una hora, pero las imágenes complejas pueden tardar meses en estar listas", explica la artista.

Pie de foto,

La destrucción que dejó la bomba atómica arrojada a Hiroshima, Japón, fue coloreada por la artista brasileña.

Pie de foto,

A diferencia de los retratos, las escenas complejas pueden demandar meses de trabajo para Marina.

A través de Twitter y Facebook, las nuevas versiones de las fotos hechas por Marina comenzaron a llamar la atención de los entusiastas de este tipo de trabajo y de los historiadores.

Daniel Jones, historiador y presentador de la cadena británica Channel 5, se hizo seguidor de Marina en Twitter.

"Me encantó su trabajo de rostros, lo compartí en mi perfil un par de veces y comenzamos a intercambiar mensajes", dice Jones, quien invitó a Marina a un proyecto conjunto.

Pie de foto,

La zona conocida como Banana Docks, en un puerto de Nueva York, es otra de las escenas de la vida cotidiana que tomó Marina.

Pie de foto,

Esta escena del Banana Docks es una de las más complejas que ha tenido que hacer Marina dada la cantidad de detalles que incluye.

Investigación 'estricta'

Jones dice que las fotos de Marina "son la manera perfecta de hacer que la gente se interese en la historia a través de internet".

Para el historiador, este trabajo se destaca por su "investigación rigurosa".

Antes de colorear una imagen, Marina busca documentos y referencias que indican el tono original de la persona fotografiada o de la escena.

"Creo que hasta ahora, trabajos así no han hecho en base a una investigación histórica seria. Yo dedico muchas horas a eso para que el resultado sea lo más fiel posible a la época", dice.

Pie de foto,

Una bandera de EE.UU. ondea en Francia tras la victoria de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Pie de foto,

Muchas de las imágenes del trabajo de Marina son de hechos históricos del siglo XX.

Pie de foto,

Los archivos de la Segunda Guerra Mundial son de los más trabajados por Marina, como esta imagen de unos niños frente a un tanque alemán tras la derrota a los nazis en Francia.

Pie de foto,

La dedicación a los detalles que tiene Marina le han valido para recibir muchos reconocimientos de sus seguidores.

Pie de foto,

Marina también ha tomado fotos en sepia, como esta de una escuela en Anthoston, Kentucky (EE.UU.), en 1916.

Pie de foto,

El trabajo que hace Marina también hace que muchos se interesen por la historia, dice el profesor Daniel Jones, uno de los admiradores de la joven brasileña.

Pie de foto,

Lewis Powell, quien intentó matar al secretario de Estado estadounidense William H. Seward, en 1865.

Pie de foto,

Marina dice que la historia siempre le ha fascinado, lo cual le vino perfecto para su trabajo de ponerle color a las fotos antiguas.