La gigantesca mina con la que Canadá quiere convertirse en potencia mundial de los diamantes

Mina de diamante en Canadá Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La mina tiene una inversión de US$1.000 millones.

La desolada y gélida región del norte canadiense, cerca del Círculo Polar Ártico, es conocida por muchas cosas, pero no por ser una fuente de diamantes.

Eso puede cambiar pronto, a medida que la empresa De Beers, el mayor productor mundial de la piedra preciosa, desarrolle una recién abierta mina en la región ártica de Canadá.

A un costo de más de US$1.000 millones, la mina de Gahcho Kué es la quinta en abrir en el país norteamericano.

Y constituye un nuevo esfuerzo por desarrollar el potencial de producción de diamantes en Canadá.

Mercado cambiante

La mina se encuentra en los llamados Territorios Noroccidentales de Canadá, a 280 kilómetros al norte de la capital regional de Yellowknife.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El embrujo de los diamantes persiste.

Busca adueñarse de un nicho de mercado que se está abriendo.

El mercado de producción de la codiciada piedra está cambiando.

Por décadas, estaba centrado en las minas de África.

Pero muchas de esas minas están llegando al final de su producción, luego de más de un siglo de explotación intensiva.

Diamantes de conflicto

Además, los consumidores occidentales, influidos por escándalos y películas de Hollywood, quieren evitar comprar "diamantes de conflicto", gemas cuya explotación ha financiado y alimentado las guerras civiles de muchas naciones africanas.

Bruce Cleaver, gerente de la empresa De Beers, aseguró a medios estadounidenses que los consumidores muestran un creciente interés en asegurarse que los diamantes que adquieren no tienen cuestionamientos éticos

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La mina se encuentra en la región del norte de Canadá.

No hay ninguna guerra civil en el helado norte canadiense.

Aunque tampoco ha sido fácil abrir esta mina.

Los depósitos de diamante ahí fueron descubiertos hace cerca de 20 años.

Pero hay dificultades logísticas enormes en operar una mina en las condiciones inclementes de esa región extrema.

No hay ninguna población cerca. Sus más de 500 operarios serán llevados directamente en avión a la instalación, donde trabajarán en turnos de varias semanas, indica en un reciente reportaje el diario estadounidense Washington Post.

La única comunicación terrestre con el resto del mundo: una vía tapizada en hielo que opera en el invierno, asegura el medio estadounidense.

Otros intentos

Este no es el primer intento de desarrollar la industria del diamante en Canadá.

La primera mina fue la de Ekati, operada por la firma Billiton desde 1998.

De Beers, la misma empresa que acaba de inaugurar la mina Gahcho Kue, se vio obligada a cerrar en 2015 otra que tenía en la localidad de Snap Lake.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Muchos clientes temen comprar diamantes africanos que ayudan a financiar los conflictos civiles.

Nombre legendario

De Beers es una firma legendaria en el negocio de los diamantes.

Una industria multimillonaria

  • US$79.000 millones Mercado mundial de la joyería. Ventas anuales

  • 5 Lugar que ocupa Canadá entre las principales naciones productoras de diamantes.

  • 900 kg Producción anual estimada de diamantes de la nueva mina canadiiense

Getty

Fundada en 1888 por el británico Cecil Rhodes, tuvo sus primeras operaciones mineras en el sur de África.

Eventualmente se consolidó como la firma dominante en el sector.

En 1929 la firma estuvo bajo el control de Ernest Oppenheimer, un magnate cuyo apellido fue sinónimo por décadas del negocio de los diamantes.

En 1947 crearon para su sector el que es considerado uno de los mejores lemas publicitarios de todos los tiempos: "Los diamantes son para siempre".

En 2003 la firma entró a formar parte del llamado "proceso de Kimberly" que busca garantizar que los diamantes vendidos no tengan origen ni conexión con los conflictos civiles de África.

En 2011 el conglomerado minero AngloAmerican compró el porcentaje de la familia Oppenheimer en De Beers.

Y con esta inversión en Canadá insisten en diversificar un negocio que por décadas estuvo en África para cautivar la imaginación de consumidores de diamantes en todo el mundo.

Temas relacionados

Contenido relacionado