Rebeldes, fuertes y atrevidas: lecciones de Cleopatra y otras heroínas de Shakespeare

Eve Best como Cleopatra, en el teatro Shakespeare's Globe, en 2014. Derechos de autor de la imagen The Globe
Image caption La actriz Eve Best como Cleopatra, en el teatro Shakespeare's Globe, en 2014.

Puede que algunas adolescentes de hoy tengan a Kim Kardashian como su heroína.

Pero para Jane Lunnon, directora de una escuela de secundaria de Londres -la Wimbledon High School- protagonistas femeninas de las obras de Shakespeare como Cleopatra, Beatriz, Rosalinda y Viola son mujeres mucho más inspiradoras.

Por eso Lunnon pidió hace poco a sus alumnas que se fijen en personajes como Cleopatra, "que ejercen su poder e influencia en un mundo de hombres".

La profesora lanzó un proyecto para animar a sus alumnas a que se imaginen a Shakespeare en un ambiente contemporáneo.

La idea surgió tras preguntar a las niñas de la escuela, en el suroeste de Londres, quiénes eran sus modelos femeninos.

Un número importante contestó que Kim Kardashian y la estrella del pop Taylor Swift.

"Pensé que había algo preocupante en esto", explicó Lunnon.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Muchas adolescentes miran con admiración a Kim Kardashian.

Todas las heroínas elegidas por Lunnon tienen algo en común: fueron infravaloradas en su tiempo.

Lo mismo opina Erica Whyman, vicedirectora artística de la compañía teatral Royal Shakespeare Company.

"Lo que las une es que son tratadas como si no tuvieran el poder político e intelectual que tienen", afirma Whyman.

Shakespeare percibía cuáles eran las expectativas hacia las mujeres que tenía la sociedad de su tiempo, y le gustaba subvertirlas.

¿Cómo eran sus heroínas?

Cleopatra: "Nunca débil"

Indicando el paralelismo con Kardashian, Lunnon eligió a Cleopatra como un modelo que "muestra que puedes tener fallos y ser a la vez brillante".

La bella y seductora Cleopatra, Reina de Egipto, acaba suicidándose por amor. También era una gran manipuladora de su propia imagen, usando la ropa y el espectáculo para dramatizar su poder.

Derechos de autor de la imagen Royal Shakespeare Company
Image caption La actriz Harriet Walter como Cleopatra (Patrick Stewart como Antonio) en 2006.

Es la heroína "más extrema" de las que figuran en la lista de la profesora, dice Whyman.

Como líder, no solo es poderosa e independiente financieramente, sino que también inspira lealtad en sus compañeras femeninas.

Cleopatra "también demostró que es capaz de hablar con elocuencia, inteligencia y al mismo nivel que otras de las grandes figuras masculinas de la historia: Julio César, Marco Antonio y Octavio", afirma Farah Karim-Cooper, directora de Educación Superior e Investigación del Shakespeare's Globe, un teatro dedicado a explorar el trabajo del gran dramaturgo.

Puede que incurriera en juegos amorosos con desastrosas consecuencias, pero "nunca fue débil o servil", dice Karim-Cooper.

Para Whyman, es importante que Cleopatra tenga defectos. "Nos muestra que la fuerza y la determinación pueden llevarnos a lugares extremos, donde aprendes sobre ti mismo y donde puedes persuadir a otros que lo radical es posible".

"Necesitamos gente que proteste", sostiene.

Beatriz: "Se salta todas las reglas"

Beatriz es "el modelo perfecto" para las adolescentes, dice Karim-Cooper.

Fuerte y ocurrente, Beatriz utiliza su intelecto para luchar contra el estatus desigual de las mujeres en la obra "Mucho ruido y pocas nueces".

Derechos de autor de la imagen Royal Shakespeare Company
Image caption La actriz Meera Syal como Beatriz, en 2012.

También es fieramente leal a su prima Hero, mostrando que el compañerismo entre las mujeres es importante.

Whyman dice que Shakespeare la pinta como una mujer de la que se espera que sea una cosa, amable y cautivadora, cuando ella en realidad es tosca y divertidísima.

"Se salta todas las reglas y la queremos por eso", dice.

"Veo esto todos los días en las chicas: no creen que pueden pedir lo que realmente quieren. Pero Beatriz dice la verdad sobre lo que quiere, y es electrizante", afirma Whyman.

Beatriz sugiere con su actitud que si nunca se casa, estará perfectamente bien, opina Karim-Cooper.

"Su objetivo en la vida no es casarse, pero cuando lo hace, es por amor y reciprocidad", dice.

Rosalinda: "Todo sobre mí"

Una de las mujeres de Shakespeare más fuerte y franca, la exiliada Rosalinda de "Como gustéis", se disfraza de pastor.

"Rosalinda es una de mis favoritas", dice Whyman.

Derechos de autor de la imagen Royal Shakespeare Company
Image caption Pippa Nixon interpretando a Rosalinda en "Como gustéis", dirección de Maria Aberg.

Rosalinda se encarga del epílogo de la obra, que normalmente correspondía a un hombre, y lo sabe.

"Pero hace como si nada. Llega al final de la obra y simplemente dice a la audiencia: '¿Por qué no debería ser sobre mí? Toda la obra es sobre mí".

Para Whyman, en el mundo de hoy -uno en el que la primera ministra británica Theresa May y la canciller Ángela Merkel "todavía tienen que responder por el hecho de ser mujeres"- Rosalinda es un gran modelo.

Y, para Karim-Cooper, Rosalinda también usa su voz para enseñar a un hombre cómo hablarle de amor sin ponerla en un pedestal.

"Rosalinda sabe que el amor no es algo que pueda ser embellecido con la poesía", argumenta.

"Muestra cómo el amor es el gran igualador entre los hombres y las mujeres, y que es algo que no debe ser usado para acumular poder".

Viola: "Tan valiente"

La habilidosa Viola, de "Noche de Reyes" o "La duodécima noche", sobrevive a un naufragio, así que es la primera y más importante sobreviviente.

Luego se disfraza de jovenzuelo para poder encontrar trabajo y cautiva a una joven, Olivia, con su franco ingenio y honestidad. Pero incluso disfrazada de hombre demuestra la capacidad para el compañerismo femenino, opina Karim-Cooper.

Derechos de autor de la imagen The Globe
Image caption Molly Logan interpreta a Viola en "La duodécima noche", en el Shakespeare's Globe.

Es disfrazada que Viola hace un descubrimiento inesperado sobre las relaciones, cuenta Whyman.

"Descubre el poder que tiene el dejar de lado la identidad propia e intentar otra", explica ella, añadiendo que el hecho de ser un hombre es "liberador" para Viola.

"Es tan valiente... pero esa no es todavía la forma en que enseñamos a las chicas y mujeres jóvenes a adentrarse en una relación. Todavía decimos que el hombre debe ser romántico, organizar citas, proponer el matrimonio", dice Whyman.

Para Karim-Cooper, Viola aporta una paz y un compañerismo intelectual, y demuestra cómo Shakespeare valoraba la confianza mutua en las relaciones.

Titania: "Líder brillante"

Como directora de la última producción de la Real Compañía de Shakespeare de "Sueño de una noche de verano", Whyman dice que ha pasado la mayor parte de sus últimos dos años pensando en Titania, la reina de las hadas.

Aunque no aparece en la lista de la profesora Lunnon, ella y Cleopatra le parecen buenos modelos de edad para las chicas jóvenes.

Derechos de autor de la imagen Royal Shakespeare Company
Image caption "Sueño de una noche de verano", con Ayesha Dharker interpretando a Titania, en una obra dirigida por Erica Whyman.

"Son el tipo de mujeres en las que pueden convertirse estas chicas", dice Whyman.

El público conoce a Titania en medio de una gran discusión con su marido, el Rey, que causa disrupción en el mundo humano y sus estaciones.

Shakespeare escribió la obra alrededor de un año después de que hubiera una gran inundación en Inglaterra, y en su obra los personajes hablan "muy específicamente" sobre el cambio climático.

Titania interrumpe la disputa para decirle al Rey que su debate no tiene sentido y que, más que en ellos, tiene que pensar en los otros hacia los que pueden tener responsabilidades de cuidado, como "padres".

"Es una líder brillante y eso es algo que no esperamos de ella", concluye Whyman.

Temas relacionados

Contenido relacionado