La canción científicamente diseñada para hacer reír a tu bebé

Bebé usando audífonos Derechos de autor de la imagen Gewoldi, Thinkstock
Image caption "La música es una parte importante de nuestras vidas y queríamos entender qué tan temprano en el desarrollo de un niño esto se manifestaba", dijo uno de los científicos que condujo el estudio.

Esta no es una canción de cuna cualquiera.

Tras varios meses de investigación, la colaboración de más de 2.300 padres de todo Reino Unido, pruebas de laboratorios con bebés y el talento musical de una cantante ganadora de premios Grammy, se creó la primera canción diseñada científicamente para hacer reír a bebés.

"La canción feliz" es una música a estilo cascabelero de dos minutos de duración que combina letras sobre el cielo, el mar y sonidos de animales.

"Inicialmente colectamos una serie de sonidos que pensamos era importante incluir y luego comenzamos a hacer pruebas de laboratorio", dijo a la BBC Caspar Addyman, del equipo que lideró la investigación.

Addyman señaló que la canción contiene diferentes elementos que atraen a los bebés, como voz de mujer y notas musicales en escala mayor.

"Sabíamos que debía tener una voz de mujer, pero otras cosas no eran tan obvias porque los bebés tienen un ritmo cardíaco muchísimo más rápido que el nuestro, así que las cosas pueden sonar mucho más lentas para ellos porque el mundo va en cierta forma más rápido", explicó el experto.

Escucha "La canción feliz" en esta página

Recolectando sonidos

Derechos de autor de la imagen NadyaSabeva, Thinkstock
Image caption Unos 2.300 padres fueron consultados sobre los sonidos que alegran a sus bebés

En principio se le pidió a los padres que nombraran los sonidos que hacían reír a sus bebés, a fin de incluirlos en la canción.

Estos incluían estornudos, (51%) ruidos de animales, (23%) y risas de bebés (28%), que forman parte de la canción creada por los científicos Addyman, Lauren Stewart y la cantante Imogen Heap del grupo musical C&G Baby Club.

Addyman señaló que con los sonidos enviados por los padres, y basándose en investigaciones que él y la profesora Steward habían hecho en el pasado, la cantante compuso cuatro melodías.

"Y le tocamos fragmentos de estas melodías a 25 niños para ver cómo reaccionaban y establecer si preferían una en particular".

"No nos podían decir directamente, por supuesto. Tenían menos de un año, pero hubo una en particular que generó más risas y más saltos".

En total, los científicos monitorearon las reacciones de más de 50 bebés, incluyendo movimientos, expresiones faciales, ritmo cardíaco y vocalizaciones, para ver qué parte de las canciones generaban un estado de ánimo alegre y positivo.

Tras tres meses de prueba, "la canción feliz" tomó forma y para asegurarse de que los resultados eran confiables, los científicos y la cantante la sometieron a otras pruebas.

"La música es una parte importante de nuestras vidas y queríamos entender qué tan temprano en el desarrollo de un niño esto se manifestaba".

"Los músicos dirían que todo está relacionado con las emociones, pero qué mejor forma de estimular emociones positivas que crear una canción para hacer feliz a los bebés", expresó Addyman.