Los hackers ucranianos que dicen haber penetrado los correos electrónicos del gobierno de Rusia

Hacker ucraniano
Image caption Los hacker ucranianos dicen haber infiltrado miles de correos que provienen de la oficina de altos funcionarios del Kremlin.

Dos ucranianos dieron detalles a la BBC de correos electrónicos "hackeados" de altos funcionarios rusos en el Kremlin.

Dicen haber descifrado varios correos vinculados a Vladislav Surkov, uno de los arquitectos de actual sistema político de Rusia.

Surkov también es una importante figura en el Kremlin que tuvo que ver con la intervención de Moscú en Ucrania.

Los autodenominados "activistas cibernéticos" aseguran que no están asociados al estado ni a los servicios de seguridad de Ucrania pero rehúsan decir cómo penetraron los buzones de Surkov.

Entre los miles de correos electrónicos, algunos de los cuales la BBC tuvo acceso, hay unos pequeños detalles.

Sumados, respaldan la noción que Rusia controla a las autoridades separatistas en el este de Ucrania, quienes están enfrascados en una guerra con Kiev desde la primavera de 2014.

Moscú siempre ha buscado distanciarse de las milicias separatistas, describiendo en conflicto en Ucrania como una "guerra civil".

¿Qué contienen los correos?

Hay documentos que dicen contener los presupuestos de lo que llaman las "repúblicas" separatistas prorrusas en el este de Ucrania.

Moscú tiene un supuesto plan para abastecer de combustible a las regiones controladas por los separatistas para lidiar con la escasez.

También hay una lista de políticos separatistas que, aparentemente, fue enviada a la oficina de Surkov. La implicación es que Rusia puede ordenar quién gobierna los territorios en manos de los separatistas en el este de Ucrania.

Un documento adjunto, supuestamente enviado por el líder separatista Denis Pushilin, en enero de este año, es un mapa de Ucrania dividido en tres regiones. La parte oriental rotulada como "Novorossiya" (Nueva Rusia). La región central está nombrada como "Malorossiya" (Rusia Menor).

Image caption Un correo electrónico supuestamente enviado por un líder separatista muestra una Ucrania seccionada en tres: Nueva Rusia (verde), Rusia Menor (amarillo) y Galicia (rojo).
Image caption Los documentos filtrados parecen detallar los presupuestos mensuales para los ministerios del Interior, estructuras de seguridad y pensiones en Donetsk y Lugansk, en grivnas ucranianas y rublos rusos.

Para el británico Eliot Higgins, el periodista y bloguero fundador del sitio Bellingcat, que investiga el conflicto en Ucrania, "no hay nada ahí que individualmente podría considerarse dramático".

Higgins caracteriza mucho de la información filtrada hasta ahora como "asuntos cotidianos aburridos".

No obstante, el bloguero cree que, tomados en conjunto, los correos son significativos.

"No hemos visto un hackeo de este tipo antes, que muestra vínculos tan directos entre el Kremlin y los separatistas en el campo".

Añadido a la evidencia previa que muestra que el ejército ruso ha participado en la guerra en el este de Ucrania y suministrado armas a los separatistas, las acciones de Moscú en Ucrania son, en palabras de Eliot Higgins, "hasta este momento completamente innegables".

Otros correos apuntan al interés de Rusia en fomentar el descontento y organizar y pagar por protestas en la segunda ciudad de Ucrania, Jarkov, que se encuentra cerca de la frontera rusa.

Autenticidad vs. falsificación

Los analistas sostienen que el volumen mismo de material mundano en los correos electrónicos le añade autenticidad a los hackers.

Un elemento más colorido que confirma la credibilidad de los correos viene de una invitación que Surkov envió en 2014 a una fiesta en la que el cantante británico Robbie Williams se presentó.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Robbie Williams se presentó en un evento en Moscú, en 2014.

Robbie Williams fue fotografiado cantando en el evento en Moscú que, de acuerdo al correo electrónico, fue pagado por el dueño del equipo británico de fútbol Chelsea, Roman Abramovich.

Para Ruslan Deynychenko, del sitio internet ucraniano Stopfake.org que busca verificar la información generada en ese país, la cantidad de documentos y de eventos y personas mencionadas hacen "difícil imaginar" que han sido falsificados.

"Va más allá de cualquier duda razonable que esos correos vengan de la oficina de Surkov", alega Deynychenko.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Los analistas creen que muchos de los correos electrónicos provienen de personal que trabaja para la figura clave del Kremlin Vladislav Surkov (izq.)

Los correos filtrados hasta el momento se relacionan a dos buzones: prm_surkova@gov.ru y pochta_mg@mail.ru. Los hackers dicen haber revisado la información en el segundo buzón para establecer que pertenece a uno de los empleados de Surkov.

Los buzones contienen miles de correos mundanos, de personas como trabajadores del área de informática de la oficina.

Los correos también tienen los códigos relevantes y los detalles de los servidores a través de los cuales se enviaron, algo extremadamente difícil de falsificar.

En respuesta a la filtración inicial de correos, la semana pasada, el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dimitri Peskov, dijo a la agencia TAss que Vladislav Surkov no utiliza correo electrónico.

En una rueda de prensa, indicó que a Surkov, a quien conoce desde hace 10 años, "siempre se le atribuyen cosas que dijo o que hizo... y frecuentemente no es cierto".

¿Ética?

Pero no se espera que las revelaciones terminen después de la segunda filtración de correos electrónicos vinculados a Surkov, un reservado pero poderoso hombre en Moscú, algunas veces tildado de "cardenal gris" del presidente Putin.

Image caption Los dos hackers se autodenominan "activistas cibernéticos" y aseguran que no están asociados al estado ni a los servicios de seguridad de Ucrania.

Las BBC entiende que los correos de otros dos altos funcionarios del Kremlin supuestamente también fueron hackeados y que ese material todavía no se ha publicado.

Cuando se le preguntó a los hackers ucranianos si sus acciones eran éticas, uno de ellos rió.

"¿Acaso es ético matar a personas con armas y tanques?", respondió. "Me parece que no... así que hackear es más ético que matar gente?".

El gobierno ruso niega todos los alegatos contenidos en los correos electrónicos y en este artículo.

Temas relacionados

Contenido relacionado