La Unión Europea "no fanfarronea" sobre el Brexit, advirtió el premier de Malta al Reino Unido.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption "No habrá una situación en la que el Reino Unido tenga un mejor acuerdo que el que tiene hoy", insistió Joseph Muscat.

Los líderes de la Unión Europea, UE, "no fanfarronean" cuando aseguran que el Reino Unido no tendrá acceso al mercado único tras el Brexit si no hay a su vez libre movimiento de personas.

El mensaje claro al gobierno británico es de Joseph Muscat, primer ministro de Malta, país que asume la presidencia de la UE en enero.

"Ésta es realmente nuestra verdadera posición y no veo que cambie", afirmó Muscat en una entrevista a la BBC.

La advertencia tiene lugar mientras crece la incertidumbre sobre el futuro de las negociaciones entre el Reino Unido y la UE tras la votación del 23 de junio, en que el Brexit o salida de la UE se impuso inesperadamente por una mayoría del 52%.

Dudas

La primera ministra británica, Theresa May, ha dicho repetidamente que invocará antes de fin de marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que pondrá en marcha un período de negociaciones de dos años para la salida de la UE.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La primera ministra británica Theresa May dijo que invocará antes de fin de marzo el artículo 50, que pondrá en marcha un plazo de dos años para la salida del Reino Unido de la UE.

Los medios británicos analizan constantemente la probabilidad de lo que llaman un "Brexit blando", en el que el Reino Unido seguiría gozando de acceso al mercado único, o un "Brexit duro", en el que cambiará fundamentalmente la relación de Londres con el resto de Europa.

Otro elemento que genera aún más incertidumbre es el dictamen del 3 de noviembre del Tribunal Superior británico, que determinó que el Reino Unido necesita la aprobación del Parlamento para iniciar el proceso de salida de la UE.

El dictamen fue apelado por el gobierno.

"Complicadas"

Muscat insistió en que hay muchos detalles que deberán acordarse una vez que se invoque el artículo 50.

Los detalles, según el premier de Malta, incluyen el monto económico que el Reino Unido tendrá que pagar antes de abandonar la UE, la situación de la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte y asuntos relacionados con seguridad.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Destacadas figuras europeas piden que el Reino Unido ponga las cartas sobre la mesa.

Sobre la posibilidad de que el Reino Unido conserve el acceso al mercado único y establezca límites al libre movimiento de ciudadanos comunitarios, Muscat afirmó que eso no sería posible.

"Sé que la UE no fanfarronea", afirmó Muscat, quien también reconoció que las negociaciones serán "complicadas".

"Vamos a perder algo pero no habrá una situación en la que el Reino Unido tenga un mejor acuerdo que el que tiene hoy", afirmó.

La disputa "insultante" del prosecco

Los defensores de la campaña a favor del Brexit insisten en que será posible negociar una relación comercial beneficiosa para el Reino Unido y al mismo tiempo implementar un control de fronteras.

Pero el líder de Malta no es la primera figura destacada en Europa que advierte al Reino Unido que eso no será posible.

El ministro de Desarrollo Económico de Italia, Carlo Calenda, criticó este mes al ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, por "trivializar" el tema de las negociaciones.

Calenda dijo que halló "insultante" lo que Johnson le dijo durante un encuentro en Italia.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El canciller británico Boris Johnson, una de las principales figuras de la campaña a favor del Brexit, fue acusado por el ministro italiano Carlo Calenda de trivializar de forma "insultante" el diálogo con la UE.

"Básicamente me dijo: 'No quiero libre movimiento de personas pero quiero el mercado único", dijo Calenda a la agencia Bloomberg.

"Yo le dije, 'De ninguna forma'. Él me dijo: 'Entonces venderán menos prosecco(un vino blanco espumoso italiano).' Y le respondí: 'Ok, entonces ustedes venderán menos papas y pescado frito(plato típico británico) a 27 países".

"Llevar el diálogo a ese nivel es insultante", agregó Calenda, quien también criticó la falta de claridad del gobierno británico en su diálogo con el resto de Europa.

"Alguien tiene que decirnos algo, y debe ser algo que tenga sentido. No tiene sentido decir que quieren acceso al mercado único pero rechazan la libre circulación de personas".

"Hay mucho caos y no entendemos cuál es la posición británica. El gobierno británico debe poner sus cartas sobre la mesa y negociar".

Otra crítica fue lanzada por el ministro de Finanzas de Holanda, Jeroen Dijsselbloem.

En una entrevista al programa Newsnight de la BBC, Dijsselbloem dijo que Johnson estaba ofreciendo al pueblo británico "opciones que no existen".

Endeudamiento

Tras la presentación del presupuesto de otoño esta semana por el ministro de Economía británico Philip Hammond, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, Office of Budget Responsability, un organismo público independiente del gobierno, estimó que el Brexit le costará a las finanzas públicas 58 mil millones de libra, cerca de US$72 mil millones extra de endeudamiento.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "Brexit ya", pidieron esta semana frente al Parlamento en Londres manifestantes que apoyan la salida británica de la UE y quieren que el gobierno invoque sin demora el artículo 50.

Hammond insistió en que, aunque se predice un crecimiento menor que el esperado, la economía británica es "resiliente".

Por su parte, la primera ministra Theresa May afirmó recientemente que buscará asegurar "el mejor acuerdo posible para el Reino Unido, es decir, el mejor acuerdo para el intercambio comercial y para operar dentro del mercado único europeo".

May agregó que "además de ello, el Reino Unido será una nación con confianza y que mira hacia el mundo, construyendo relaciones a nivel global".