Modelos pintadas de blanco, gasas y tinta negra: las poderosas imágenes que "blanquean" la violencia contra la mujer

Printied Violation Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption Bhargavi Joshi decidió pintar a todas las figuras de blanco para que el foco no estuviera centrado en sus características físicas, color de la piel o cultura, sino en el hecho de que todas son mujeres.

Tras vivir en Los Ángeles (Estados Unidos), Toronto (Canadá) y Bombay (India), la fotógrafa indo-canadiense Bhargavi Joshi, comprobó que los problemas de las mujeres traspasan las fronteras geográficas, étnicas o culturales.

Y de eso nació la idea del proyecto Printied Violation, una serie de nueve fotografías que tomó a nueve mujeres.

Cada imagen encarna un tipo diferente de violación que a la que se enfrentan miles de mujeres en el mundo, sin importar edad o color de la piel, solo por el hecho de serlo.

La violencia es representada con cintas y tinta negra, puestas sobre los cuerpos de las mujeres retratadas. De ahí que el título del proyecto sea un juego entre dos palabras en inglés: printed (impresa) y tied (atada).

Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption La fotógrafa Bhargavi Joshi recreó los diferentes tipos de violaciones a las que se enfrentan las mujeres en todo el planeta, más allá de su edad, etnia, color de la piel, cultura, educación u origen socioeconómico.

Según ha publicado en su blog, Joshi considera que "cada mujer será víctima de una o más de estas violaciones durante su vida".

Por eso espera que estas imágenes sirvan para comenzar "una conversación que la sociedad suele evitar". Y con ellas desea inspirar a las personas para que tomen acciones contra la injusticia, ayuden a las víctimas y eduquen a hombres y mujeres sobre estos problemas.

La artista reconoce que hay muchos más crímenes que no fueron cubiertos por la serie, como los matrimonios infantiles y el tráfico humano, por ejemplo.

No obstante, estas nueve imágenes pueden ser vistas como "un punto de partida en este importante viaje", agrega.

Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption Esta foto representa la manera en que miles de mujeres son abusadas y molestadas sexualmente. Igualmente, se refiere a los estándares de belleza impuestos sobre ellas. Tales estándares pueden conducir tanto a la adopción de estilos de vida no saludables como a la práctica de procedimientos riesgosos para la integridad física, subraya la fotógrafa, Bhargavi Joshi.

Joshi también eligió el blanco debido a que este color está asociado a la pureza, "un término con el cual, en muchas culturas, las mujeres están forzadas a identificarse".

Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption Para Joshi, a muchas mujeres "se les niega la verdad, el conocimiento y todo lo que pueda empoderarlas. Y así, se les limita lo que pueden o no pueden ver, experimentar y aprender". Y de acuerdo a la fotógrafa eso mina su capacidad para "abrir los ojos ante las oportunidades".
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption Con esta fotografía Joshi se refiere a la objetificación de las mujeres: "Las mujeres son tratadas como un producto, un pedazo de carne para que los hombres se satisfagan (…). Los cuerpos de las mujeres son propiedad pública".
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption La violencia doméstica, las amenazas de algunos hombres a sus parejas, los asesinatos en nombre del honor, los celos, el sufrimiento en silencio y el control de ciertos esposos sobre las decisiones de las esposas quedan resumidas en esta foto.

La fotógrafa explica que las imágenes fueron tomadas tal y como se ven. Solo se realizaron "retoques mínimos" en la piel de las mujeres "para acentuar su fragilidad".

Y es que, la intención de Joshi fue hacerlas lucir "tan frágiles como muñecas de porcelana", pues "nuestra sociedad patriarcal ha concebido al sexo femenino como delicado y débil".

Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption La mano estampada sobre esta mujer recrea las relaciones sexuales no consensuadas, las violaciones perpetradas tanto por desconocidos como por esposos, la mutilación genital y otros tipos de violencia sexual.

Ninguna de las mujeres es modelo profesional y todas fueron vestidas utilizando gasa médica.

Joshi explica que al elegir este material para el vestuario quiso exponer cómo la sociedad envuelve las heridas de las mujeres y se empeña en ocultarlas, en lugar de atacar sus causas.

Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption La temática de esta imagen es la libertad de expresión de las mujeres. "En ambientes profesionales y domésticos, muchas veces una mujer es tomada menos en serio que un hombre", dice la fotógrafa, Bhargavi Joshi.
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption "Una mujer empoderada es una amenaza para los misóginos de todo el mundo. Una mujer independiente demanda respeto y necesita menos de los hombres, lo cual amenaza la existencia de ellos", dice Bhargavi Joshi. Por lo tanto, cree la artista, se retrasa su progreso desde el punto de vista profesional. Esta imagen se refiere también a las diferencias de salario entre hombres y mujeres.
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption La fotógrafa también quiso expresar su punto de vista sobre la salud reproductiva de las mujeres, las condiciones de seguridad imprescindibles de las que deberían gozar todas las embarazadas, el infanticidio femenino y el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption Esta imagen simboliza la falta de libertad a la hora de perseguir objetivos y la ausencia de opciones para decidir. A muchas mujeres se les limita el derecho de vivir y trabajar donde desean, argumenta Joshi.
Derechos de autor de la imagen Bhargavi Joshi
Image caption "Quería que la campaña fuera poderosa sin provocar demasiada incomodidad, para que la gente no quisiera mirar hacia otro lado", confiesa la fotógrafa.

Contenido relacionado