Cómo un cuadro de Leonardo da Vinci terminó vendiéndose a una fracción de su precio

"La dama del armiño" de Leonardo Da Vinci. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Solo el valor del cuadro de Leonardo da Vinci supera el precio de venta de toda la Colección Czartoryski.

Es uno de los cuatro retratos femeninos que aún se conservan pintados por Leonardo da Vinci. Se le valora en centenares de millones de dólares y, sin embargo, acaba de ser vendido por una fracción de su precio.

Pintado en 1490, "La dama del armiño" es un retrato de Cecilia Gallerani, una joven cortesana que era amante del duque de Milán, Ludovico Sforza.

El cuadro, de 54.7 cm por 40.3 cm, que ha estado asegurado por más de US$300 millones fue vendido esta semana junto a toda una colección que incluye unos 86.000 artefactos y más de 250.000 manuscritos por apenas unos US$105 millones.

La venta ha generado una gran polémica en Polonia, país donde se encuentra la Colección Czartoryski, valorada en unos US$2.300 milllones que ahora ha pasado a manos del Estado polaco.

Pero, ¿qué ha ocurrido?

Legado histórico

La Colección Czartoryski fue fundada en 1796 por la princesa Izabela Czartoryska con algunos objetos relacionados con la historia polaca, pero que se fue expandiendo progresivamente hasta incluir bienes de valor universal.

Además del retrato de Da Vinci incluye un retrato de Rembrandt, dibujos de Renoir, partituras de Chopin, antigüedades griegas y romanas, vasijas etruscas, una silla que se dice perteneció a la casa de William Shakespeare, así como una extensa colección histórica de armas polacas, europeas e islámicas.

Image caption Los investigadores descubrieron que "La dama del armiño" fue pintado en tres etapas y que el animal no estaba inicialmente.

También incluyó en el pasado el cuadro "Retrato de un hombre joven" del pintor renacentista Rafael que desapareció de la colección cuando esta fue saqueada por los nazis durante la II Guerra Mundial.

La colección estaba bajo el cuidado de la Fundación Czartoryski, cuya junta directiva decidió renunciar en protesta por no haber sido consultada sobre la venta de la colección al Estado polaco.

Donación

Esta operación fue negociada directamente por Adam Karol Czartoryski, jefe de la Fundación Czartoryski y descendiente de la princesa Izabela, con el Ministerio de Cultura de Polonia.

"Sentí el deseo de hacer una donación y esa fue mi decisión", dijo Czartoryski, quien destacó que sus antepasados "siempre trabajaron por la nación polaca".

Los miembros de la junta directiva de la Fundación señalaron que no se oponían a la venta de la colección al Estado, pero que les preocupaba que la venta realizada sin las diligencias necesarias -como, por ejemplo, la estimación de un precio justo- pudiera ser violatoria de las leyes, informó la agencia Reuters.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Czartoryski,a la izquierda, junto al ministro de Cultura de Polonia, Piotr Glinski.

Marian Wolkowski-Wolski, presidenta de la directiva, dijo que además existe el riesgo de que la colección se disperse eventualmente.

El gobernante partido conservador Ley y Justicia ha impulsado en los últimos tiempos procesos de estatización de importantes negocios y bienes culturales, como parte de su énfasis en potenciar el orgullo nacional de los polacos.

El ministro de Cultura, Piotr Glinski, celebró que tras la compra "se aseguran los derechos de la nación polaca" sobre la Colección Czartoryski.

Temas relacionados

Contenido relacionado