Kim Dotcom, el fundador de Megaupload, podrá ser extraditado y juzgado en Estados Unidos

Kim Dotcom Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Dotcom, cuyo nombre es Kim Schmitz, argumenta que él no es responsable por el contenido que la gente compartió en su sitio web.

Kim Dotcom, el fundador del sitio de intercambio de archivos, Megaupload, puede ser legalmente extraditado a Estados Unidos, dictaminó el Tribunal Superior de Nueva Zelanda.

Dotcom es requerido por la justicia estadounidense por varios cargos, entre los que se incluyen fraude y piratería informática.

Otros tres miembros de Megaupload acusados también podrán ser extraditados, indicó el tribunal, con lo cual ratifica un fallo anterior de un tribunal distrital.

Los cuatro han dicho que apelarán la decisión judicial.

Megaupload, que fue clausurado en 2012, permitió a millones de personas descargar contenido digital, incluidas películas, música y programas de TV.

Image caption Las autoridades de EE.UU. clausuraron Megaupload en 2012.

El Tribunal Superior de Nueva Zelanda estuvo de acuerdo con el argumento de la defensa de que el acusado no podía ser extraditado en base a supuesta violación de derechos de autor, ya que "la comunicación de obras protegidas por derechos de autor al público en internet no es un delito criminal en Nueva Zelanda".

Sin embargo, declaró que podrán ser extraditados por los cargos de fraude, ya que éste es un crimen en Nueva Zelanda.

El dictamen no determina si los acusados son culpables o inocentes, sólo indica que podrán ser enviados a Estados Unidos para ser sometidos a juicio.

Derechos de autor de la imagen @KimDotcom
Image caption "El dictamen sobre extradición resumido: ganamos pero perdimos de cualquier forma", tuiteó Dotcom.

Dotcom dijo en Twitter que el dictamen había sido "un juicio político".

"Los jueces que priorizan las opiniones y carreras políticas sobre la imparcialidad y la ley no deben ser jueces en absoluto", agregó.

Doctom y sus excolegas, Mathias Ortmann, Bram van der Kolk y Finn Batato, están acusados de piratería informática, conspiración, crimen organizado y lavado de dinero.

Derechos de autor de la imagen Reuters

Dotcom, un ciudadano alemán que vive en Nueva Zelanda, se describe a sí mismo como un "luchador por la libertad en internet".

Las autoridades estadounidenses afirman que Dotcom y sus socios les han costado a los estudios cinematográficos y compañías musicales más de US$500 millones por ganancias perdidas, mientras ellos se han enriquecido con unos US$175 millones.

Temas relacionados

Contenido relacionado