¿Por qué Google Maps eliminó su contador de calorías a una semana de su lanzamiento?

Cupcakes Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Te gusta saber cuántas calorías quemas al caminar? Muchos piensan que esa información es innecesaria.

Saber el número de calorías que quemas cuando caminas de un lugar a otro puede resultar muy útil si estás a dieta o quieres controlar tu peso.

Pero no a todo el mundo le gusta que le recuerden -aunque sea con el simpático icono de un pastelito- que sus rutinas de transporte no son siempre las más saludables.

Esta y otras controversias obligaron a Google a eliminar una recién instalada función en Maps, su aplicación de mapas, que permitía contar las calorías quemadas al caminar hasta el destino deseado.

Se trataba de una opción experimental que estaba disponible desde hacía apenas una semana en algunos dispositivos con el sistema operativo iOS de Apple y señalaba el número las calorías junto a la ruta seleccionada y su equivalencia en cupcakes: 110 calorías por pastelito.

El gigante tecnológico aseguró este martes que eliminaría por completo el contador de calorías debido a los "fuertes comentarios" que recibió por parte de algunos de sus usuarios.

Las redes sociales se llenaron de comentarios que lo tachaban de "vergonzoso", presuntuoso e incluso lo acusaban de fomentar desórdenes alimenticios.

Image caption La función de Google explicaba las calorías quemadas y su equivalencia en pastelitos. (Crédito: Google)

"Acabo de darme cuenta de que Google Maps te dice el número de cupcakes que quemas al caminar. No creo que quiera saber esto, especialmente después de haber hecho ejercicio", escribió en Twitter la periodista Sandhya Kambhampati.

Por su parte, la periodista tecnológica Taylor Lorenz expresó a través de esa misma red social que la función de Maps podía ser "extremadamente perjudicial" para personas con trastornos alimenticios y, en general, bastante "avergonzante".

También criticó que la opción no pudiera desactivarse, agregando que "las estimaciones calóricas no tienen en cuenta nada sobre ti o tu salud, por lo que son tremendamente imprecisas".

Otros destacaron la falta de base científica, algo que afecta también a otras aplicaciones de mapas (como CityMapper)e incluso a aquellas más orientadas al ejercicio físico (como MapMyFitness).

El sistema sólo tomaba como valor las 90 calorías por kilómetro recorrido, sin tener en cuenta datos esenciales como la edad y peso del usuario, o la velocidad a la que caminaba.

Contando pastelitos

Priya Tew, de la Asociación de Dietistas de Reino Unido, le dijo a le BBC que "aunque es bueno motivar a la gente para que camine más, tener el número de calorías quemadas en Google Maps no parece ser la mejor forma de hacerlo".

Derechos de autor de la imagen Erik Khalitov/Getty Images
Image caption Hay dietistas que dicen que saber el número de calorías que uno quema al andar no siempre es bueno.

"En primer lugar, fomenta la competición. Tratar de quemar más y más calorías cada día podría ser un desencadenante para algunas personas que tienen tendencia a hacer demasiado ejercicio", explicó Tew.

La dietista también criticó el carácter impositivo de la aplicación.

"Si la gente quiere contar las calorías, deberían tener la opción de poder hacerlo en lugar de sentirse obligados", señaló.

Google no tuvo en cuenta estos detalles al implementar su contador de calorías, con el que pretendía incentivar a los usuarios a caminar más, en lugar de usar el transporte público o viajar en auto.

Si bien algunos usuarios aplaudieron la función, las críticas terminaron pesando más.

Derechos de autor de la imagen Google Maps
Image caption Google pretendía fomentar hábitos saludables e incentivar a la gente a caminar más.

Stephanie Zerwas, directora clínica del Centro para la Excelencia en Trastornos Alimentarios de la Universidad de North Carolina, en EE.UU., le dijo al diario estadounidense The New York Times que aunque la función pretendía motivar a la gente a caminar, las personas con desórdenes alimenticios "se fijan en el número", algo que los especialistas tratan de minimizar.

"Nos hemos metido en este hábito de pensar sobre nuestros cuerpos, los alimentos que ingerimos y la cantidad de actividad que realizamos como si se tratara de una ecuación matemática, y en realidad no es así", declaró Zerwas.

"Cuantas más sean las tecnologías que promuevan este punto de vista, más serán las personas que puedan desarrollar desórdenes alimenticios a través de esa vía".

Otra experta, Claire Mysko, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios de EE.UU., explicó que para "quienes se obsesionan con los números, puede ser muy opresivo ver el recuento de calorías todo el tiempo, sobre todo cuando están tratando de mejorar su relación con la comida".

Mysko sostuvo que tal vez Google debería fomentar el ejercicio "en términos de fuerza y por cómo te hace sentir".

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el sedentarismo afecta al 60% de la población mundial y causa más muertes que la obesidad.

Temas relacionados

Contenido relacionado