¿Por qué señalan a Peppa Pig como enemigo número 1 de los médicos?

El doctor Brown Bear en una escena de Peppa Pig. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La exhaustiva atención que el doctor Brown Bear ofrece a la familia Pig podría crear "expectativas poco realistas" en la población.

El personaje animado de Peppa Pig fue declarado por una doctora como el enemigo público número uno en la lucha por reducir las visitas innecesarias a los centros de salud.

Catherine Bell, una médica de Reino Unido que a menudo ve los dibujos de Peppa junto a su hijo pequeño, cree que el uso inapropiado que la familia Pig hace de los servicios médicos es imitado por sus millones de seguidores en todo el mundo.

El doctor que aparece en la serie de animación, Brown Bear, ofrece a sus pacientes una atención "sin precedentes".

Bell asegura que el trabajo que desempeña su equivalente de dibujos animados alimenta "expectativas poco realistas" en la gente.

"Él tiene una gran demanda por parte de sus pacientes, pero les sigue ofreciendo un servicio increíblemente bueno", le dijo Bell a la BBC.

Entre las atenciones prestadas por el dibujo animado está una dedicada atención telefónica, servicios fuera de su horario oficial y escasos límites a la hora de realizar visitas a domicilio.

¿Prohibir a Peppa?

El consejo habitual ante enfermedades sin complicaciones como un resfriado es quedarse en casa y tomar muchos líquidos, pero no acudir al médico de manera inmediata.

Pero Peppa y su familia reciben visitas a domicilio del doctor Bear en cuanto tienen las molestias más mínimas.

Si Bell tuviera oportunidad de escribir el guión de uno de los episodios de la serie, seguramente ese contacto entre los protagonistas y el doctor no se produciría.

"Si el tema estuviera relacionado con la salud, yo recomendaría más el autocuidado en los casos de enfermedades menores en lugar de tantas visitas del doctor Bear", dijo.

Bell llegó a escribir incluso un artículo sobre este tema para la revista de la Asociación Médica Británica, donde presenta "tres estudios de caso" basados en distintos episodios para justificar su idea de que la serie contribuye a crear expectativas poco realistas del servicio de atención primaria.

De hecho, Bell no es la única persona que piensa que las constantes visitas de Peppa al médico tienen un impacto en la vida real.

Publicó la idea en un grupo de Facebook para médicas que también son madres, y muchas de ellas dijeron que compartían su punto de vista.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Según Bell, otras médicas con hijos comparten su opinión sobre la influencia de Peppa Pig sobre la visión de la población en torno a los servicios médicos primarios.

La gran pregunta, sin embargo, es si la doctora Bell cree que la serie de Peppa Pig debería ser retirada de la programación.

"No, porque entonces estaría en un verdadero problema con mi hijo de dos años. Y Peppa proporciona una agradable distracción", dijo.

El grupo de medios que posee los derechos de la serie Peppa Pig, Entertainment One, fue contactado por la BBC para hacer comentarios al respecto pero no quiso responder.

En las conclusiones de su artículo, Bell reconoce que Peppa Pig también promueve otros mensajes positivos de salud pública como la práctica de ejercicio, una alimentación saludable o la seguridad vial.

Sin embargo, insiste en el riesgo sobre el potencial impacto de las acciones del doctor de la serie sobre el comportamiento de los pacientes en la vida real.

Contenido relacionado