Google pierde a uno de sus "capos": Eric Schmidt renuncia a la directiva de Alphabet, la empresa matriz detrás del gigante de internet

Schmidt Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Schmidt era presidente ejecutivo de Google desde 2010 y se mantuvo en ese cargo cuando la compañía se reestructuró para convertirse en Alphabet en 2015.

Google perderá a partir de enero a uno de sus cerebros y "capos" legendarios, al menos al frente de Alphabet, la empresa matriz detrás del gigante de internet.

Eric Schmidt, el multimillonario ingeniero de software que lideró como presidente ejecutivo esa multinacional estadounidense desde 2015, renunció este jueves a su cargo, según informó la propia compañía.

Alphabet, cuya principal subsidiaria es Google, anunció en un comunicado que Schmidt abandonará su puesto a partir del próximo mes, aunque seguirá como asesor técnico y se mantendrá como parte de la Junta Directiva.

Schmidt se unió a Google como director ejecutivo en 2001, cuando la compañía solo tenía varios cientos de empleados y fue uno de los artífices de su despegue.

Se mantuvo en ese cargo por 10 años y cuando Google se reestructuró para convertirse en Alphabet en 2015 fue nombrado su presidente ejecutivo.

Los motivos

En el texto del anuncio, el empresario, de 62 años, explicó que junto a los cofundadores, Larry Page, Sergey Brinn, y el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, decidieron que era el momento "adecuado" para la transición.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Google es la principal subsidiaria de la multinacional estadounidense Alphabet Inc.

"La estructura de Alphabet está funcionando bien y Google y las otras apuestas están prosperando. En los últimos años, he pasado mucho de mi tiempo en cuestiones de ciencia, tecnología y filantropía y planeo expandir ese trabajo", escribió.

La compañía anunció que, tras la salida de Schmidt, espera que su junta designe a un nuevo presidente no ejecutivo, lo que la uniría a las filas de otros gigantes como Apple y Microsoft que también han limitado el alcance de poder de sus altos cargos.

En sus últimas apuestas fuera de Alphabet, Schmidt creó su propia fundación familiar, que acaba de lanzar una beca de ciencia de US$ 25 millones, así como el proyecto Rise of the Rest, que invierte en empresas emergentes en Centroamérica.

Se desempeña, además, como miembro de la junta del Broad Institute, un centro de investigaciones que se centra en la medicina y en la prevención de enfermedades.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado