"Son todas calumnias": la polémica defensa del papa Francisco al obispo Juan Barros, acusado de encubrir abuso sexual de menores en Chile

Papa Francisco Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El pontífice celebra hoy su última misa en la vista al país sudamericano

El papa Francisco defendió este jueves durante su visita a Chile al obispo Juan Barros, acusado de encubrir casos de abuso sexual de menores.

"El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar", dijo el pontífice en la ciudad de Iquique, donde hoy celebrará la tercera y última misa de su viaje.

"No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia", dijo en respuesta a preguntas de los periodistas al bajarse del automóvil en el que viajaba.

Media playback is unsupported on your device
"Son todas calumnias": así defendió el Papa Francisco al polémico obispo Juan Barros en Chile

Barros ha sido cuestionado por sus vínculos con el sacerdote Fernando Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990. Karadima fue suspendido de por vida de sus funciones.

Visita controvertida

Durante la visita del Papa la presencia del obispo generó polémica.

Fue visto en el servicio religioso justo después de que el pontífice pidiera perdón por los casos de pederastia y expresara "el dolor y la vergüenza por el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia".

Barros, nombrado obispo por Bergoglio en 2015, siempre ha negado las acusaciones.

"Se han dicho muchas mentiras respecto de lo mío", se defendió la pasada semana.

"Una cosa es haber participado de una parroquia y otra cosa muy distinta es haber sido testigo de cosas por las cuales se condenó a un sacerdote. Jamás fui testigo de eso", insistió.

Además de la misa en el parque O'Higgins donde el Papa pidió disculpas por los abusos a menores, Barros acudió el miércoles al servicio que presidió el pontífice en el aeropuerto Maquehue de la ciudad de Temuco y al de este jueves en el campus Lobito, en Iquique.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Papa termina este jueves si visita a Chile con una última misa en Lobitos.

Poco antes de que el Papa saliera a defenderle, el obispo de Osorno aseguró que Francisco le dio el miércoles palabras de "ánimo apoyo y cariño", aseguró.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la capital de la región de Tarapacá, Barros aseguró que "el santo padre siempre ha sido muy cariñoso y apoyador" con él.

"El papa fue muy cariñoso al final de la misa (de ayer en Temuco), dándome palabras de ánimo. Las palabras específicas me las guardo en el corazón, pero fueron muy lindas", manifestó cuando la prensa se acercó a preguntarle en Iquique.

Cuando los periodistas le cuestionaron por su presencia en la gira papal, Barros respondió que "participar en la misa es lo más grande, y eso es lo que prima para muchos".

Malestar de las víctimas

La reacción a las palabras del Papa de una de las víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, no se hizo esperar.

Cruz expresó su rechazo a través de la red social Twitter con el siguiente post.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado