Cae Mossack Fonseca, el bufete detrás de los Panamá Papers que ayudó a ricos y famosos a esconder su riqueza

Logo de Mossack Fonseca Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las oficinas de Mossack Fonseca cerrarán después de 40 años como consecuencia de los Panamá Papers.

El escándalo conocido como los Panamá Papers, que reveló dónde algunas de las personas más poderosas del mundo escondían sus fortunas, llevó a la renuncia de algunos ministros e incluso mandatarios.

Ahora el último en caer ha sido el mismísimo bufete de abogados donde nació la polémica: Mossack Fonseca.

Esta firma panameña, que fue una de las mayores proveedoras de asesoramiento legal en el extranjero, anunció que a finales de marzo cerrará sus puertas.

A través de un comunicado, informó que tomó la decisión por los efectos que le causó la masiva filtración de documentos -considerada la mayor de la historia- que reveló cómo sus abogados ayudaron a unos 14.000 clientes a usar paraísos fiscales para ocultar sus riquezas.

Entre estos clientes había más de 70 jefes y exjefes de Estado.

"El deterioro de la reputación, la campaña mediática, el cerco financiero y las actuaciones irregulares de algunas autoridades panameñas han ocasionado un daño irreparable, cuya consecuencia obligada es el cese total de operaciones al público a finales del presente mes", detalla la misiva.

De esta manera, Mossack Fonseca pondrá fin a cuatro décadas de actividad durante las cuales llegó a tener oficinas en 40 países.

Image caption La sede del bufete en Panamá. Allí trabajaban 370 empleados y había otros 600 alrededor del mundo. (Foto: Rodrigo Arangua)

Hoy, la firma que llegó a tener 370 empleados en Panamá y otros 600 en varias partes del mundo opera con apenas 50 colaboradores.

El bufete aclaró que seguirá teniendo un puñado de representantes para atender las solicitudes y consultas de las autoridades y de otras entidades.

Odebrecht

Los dueños de la firma siempre han mantenido su inocencia, asegurando que las actividades que realizaban eran lícitas.

No obstante, ambos socios del bufete, Jurgen Mossack y Ramón Fonseca, fueron detenidos por la justicia panameña a comienzos de 2017 por su presunta conexión con los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht en varios países.

Se les acusa de haber establecido cuentas bancarias en paraísos fiscales que permitieron que Odebrecht canalizara los pagos ilegales.

Por su parte, Mossack y Fonseca denuncian que Panamá es el único país del mundo donde las autoridades han abierto procesos penales "por la provisión de ese servicio (de sociedades extraterritoriales)".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Según Ramón Fonseca los Panamá Papers fueron robados a través de un ataque cibernético y la empresa denunció el hecho.

Panamá Papers

Los Panamá Papers fueron publicados en 2016 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

Revelaron las actividades de Mossack Fonseca desde la década de 1970 y generaron una ola de escándalos y renuncias en todo el mundo.

Sin embargo, según el comunicado de la firma, el ICIJ presentó "un panorama desacertado de los servicios que prestábamos, tergiversando la naturaleza de la industria y su papel en los mercados financieros globales".

Además, el bufete ha mantenido que los 11,5 millones de documentos que llegaron a manos del ICIJ no fueron filtrados por alguien del estudio sino que se obtuvieron a través de un "ataque cibernético mundial".

Según Fonseca, el "único crimen" que se cometió fue el robo de esos papeles que fueron "hackeados".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado