El exitoso regreso de la popular serie "Roseanne" y por qué los partidarios de Donald Trump se ven reflejados en ella

Roseanne Barr y Donald Trump Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Roseanne Barr se ha declarado partidaria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Sobre todo, Señor, gracias por hacer Estados Unidos grandioso de nuevo".

El regreso a las pantallas de televisión de Estados Unidos de la popular serie de los años 90 "Roseanne" estuvo plagado de referencias a la actual situación política y social que se vive en ese país.

Y el éxito de audiencia fue rotundo: más de 18 millones de espectadores vieron los dos primeros episodios de esta esperada reposición.

Tanto es así que el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó el teléfono para llamar personalmente a la actriz Roseanne Barr y felicitarla, hecho confirmado por la Casa Blanca.

Barr dijo este jueves que le pareció un gesto muy dulce de parte del presidente.

"Tuvimos una conversación privada", contó la comediante en el programa Good Morning, America. "Hablamos sobre muchas cosas. Él simplemente se alegra por mí. Nos conocemos desde hace años".

Eco entre votantes de Trump

La serie se emitió originalmente entre 1988 y 1997 y la reposición muestra cómo la familia Connor, de clase trabajadora, se desenvuelve en la era Trump.

Derechos de autor de la imagen ABC
Image caption La nueva versión de Roseanne cuenta prácticamente con el mismo reparto que la hizo exitosa en los años 90.

El personaje principal, Roseanne Conner, aparece como una abuelita simpatizante del mandatario.

No es de extrañar que, según los datos de audiencia, el estreno tuviera especial éxito en los estados que votaron mayoritariamente por Trump.

En declaraciones al diario estadounidense The New York Times esta semana, Barr, que apoya a Trump al igual que su personaje, dijo que siente que es importante reflejar el atractivo que tiene el presidente para los estadounidenses de clase trabajadora.

"Sólo quiero mostrar ese debate sobre familias que están divididas por las elecciones y sus diferencias políticas y cómo lidiamos con ello", señaló.

Reacciones en redes sociales

Las simpatías políticas de Roseannne fueron objeto de airados debates en redes sociales esta semana:

"¡No dejes que te intimiden @Roseanne Barr! Es muy refrescante finalmente ver a alguien en televisión que no destroza a Trump. ¡Gracias y que Dios te bendiga!".

"No quiero ver a votantes de Trump ficticios. Ya veo suficientes en la vida real #Roseanne #Hardball".

Otras personas opinaron que el presidente debe reconsiderar sus prioridades:

"La próxima vez que Donald Trump no tenga tiempo de llamar a la familia de un militar de EE.UU. muerto en acción, recuerden que tiene tiempo de llamar a Roseanne Barr para felicitarla por sus 'ratings'".

Sin embargo, para el presentador de televisión Piers Morgan los altos índices de audiencia son un mensaje para los detractores de Trump:

"Roseanne, partidaria de Trump dentro y fuera de la pantalla, tuvo estupendos índices de audiencia en la reposición de la serie. Un mensaje, creo yo, para todos los progresistas gritones que odian a Trump: no todo el mundo en EE.UU. piensa como ustedes...".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado