60 años de la invención del Semtex, el explosivo que se convirtió en sinónimo de extremismo

Semtex Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La consigna: debía ser creado a partir de recursos domésticos baratos.

Durante décadas, el Semtex fue el explosivo elegido por quienes querían realizar ataques secretos con bomba.

Potente, difícil de rastrear y maleable, fue desarrollado por Radim Fukátko y Stanislav Brebera, dos químicos checoslovacos en la pequeña localidad de Semtin. De ahí su nombre.

El hermano de Stanislav Brebera, uno de sus creadores en 1958, recuerda lo orgulloso que estaba su hermano de la invención.

"Él estaba muy contento", le dijo al programa Witness del Servicio Mundial de la BBC. "Me dijo que podía llevar casualmente Semtex en el bolsillo y que no explotaba sin un detonador".

"También dijo que podía colocar 100 gramos del explosivo en un automóvil y luego hacerlo explotar fácilmente desde la distancia", recordó.

Lo que pidió el Ejército de Checoeslovaquia a Brebera a principios de los 50 fue que crearan un explosivo plástico muy potente y a la vez capaz de resistir los disparos de una ametralladora sin que explotara.

La consigna: debía ser creado a partir de recursos domésticos baratos.

Las ventajas del Semtex

"El Semtex era muy similar a otros explosivos plásticos de ese tiempo, como C4 o Formex", asegura Evo Varga, especialista de la compañía que produce Semtex, Explosia.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Lo que pidió el Ejército de Checoeslovaquia a Brebera a principios de los 50 fue que creara un explosivo plástico muy potente y a la vez capaz de resistir los disparos de una ametralladora sin que explotara.

"Pero la ventaja del Semtex era lo adhesivo que era, lo podías pegar a cualquier superficie, y el hecho de que era resistente a altas y baja temperaturas".

Checoeslovaquia empezó a producir el Semtex en 1964 y fue ampliamente exportado a los países del bloque soviético para una amplia gama de propósitos, como demoliciones y explosiones con fines comerciales.

"Ante todo era usado por el ejército checoeslovaco y también fue vendido a los ejércitos de países firmantes del Pacto de Varsovia como Hungría y Alemania Oriental y luego a Vietnam del Norte".

Pero aquellas ventas eran de pequeñas cantidades.

Eso cambió en la década de 1980, cuando Libia empezó a comprar en cantidades importantes debido al auge de la construcción que atravesaba el país. Pero Libia aprovechó la ocasión y le vendió parte del material al Ejército Republicano Irlandés (IRA).

"Semtex para durar 150 años"

El 21 de diciembre de 1988, 270 personas murieron en un atentado con bomba que derribó un avión de PanAm sobre la localidad de Lockberbie, en Escocia. Fue un ataque por que el un ciudadano libio fue el único condenado.

Aunque se creyó que el Semtex fue utilizado en la explosión y el propio Brebera fue enviado al lugar como parte de la investigación, su hermano dice que él siempre negó que el material que creó hubiera estado presente entre los explosivos plásticos usados.

Nunca se confirmó.

Pero de todas formas Vaclav Havel, primer presidente de la República Checa (1993-2003), expresó su rechazo a las exportaciones hechas por la antigua Checoslovaquia.

"El antiguo régimen exportó 1.000 toneladas de Semtex a Libia y 200 gramos son suficientes para volar un avión. Esto significa que ahora los terroristas del mundo tienen suficientes suministros de Semtex para durar 150 años".

La exportación de Semtex fue prohibida en 1989 y dos años más tarde se volvió a permitir, pero en cantidades limitadas y de forma muy contralada por el gobierno checo.

Sus contenidos han variado, pero su nombre no.

"El nombre Semtex es muy lindo. De hecho es bastante difícil inventar un nombre de explosivo", apuntó Varga. "El nombre Semtex se volvió infame. Tristemente, cada vez que se usa un explosivo plástico en un atentado terrorista, se culpa a Semtex, y así es como se ganó su mala reputación".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Vaclav Havel, primer presidente de la República Checa (1993-2003), expresó su rechazo a las exportaciones hechas por la antigua Checoslovaquia.

Irónicamente, su creador nunca quiso ser químico sino que al terminar la secundaria pensó en estudiar filosofía y la literatura fue su pasión durante toda su vida.

"Le encantaba leer", recordó su hermano. "Tenía una biblioteca muy grande. Le interesaba mucho la historia, la historia moderna era su pasión. Cuando era estudiante disfrutaba escribiendo. Escribía poesía".

Nunca imaginó que crearía un explosivo como el Semtex, pero —según su hermano— tampoco estaba arrepentido.

"Pasó toda su vida en la investigación. El Semtex fue su creación. Lo hizo famoso, pero desafortunadamente la gente lo culpó por inventar algo que los terroristas encontraron útil", dijo su hermano.

"No, no se arrepintió", agregó, "El Semtex todavía se utiliza. Su familia se vio más afectada que él, ya que los medios de comunicación escribieron sobre él constantemente y persiguieron a sus familiares. A parte de eso, creo que logró vivir una vida tranquila".

Brebera se mantuvo trabajando como investigador universitario hasta su muerte a los 86 años en 2012.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado