Muere a los 117 años Nabi Tajima, considerada la mujer más anciana del mundo y la última sobreviviente del siglo XIX

Tajima Tajima Derechos de autor de la imagen YouTube
Image caption Tajima fue filmada para un documental sobre personas ancianas.

La larga vida de Nabi Tajima terminó este sábado.

La anciana japonesa, que falleció en la isla suroriental de Kikai, vivió 117 años y 261 días. Era considerada por el libro Guinness de los récords como la persona más longeva del mundo.

De acuerdo con el reporte médico, Tajima falleció en el hospital, donde se encontraba desde enero pasado por su delicado estado de salud.

La marcas de su larga existencia no solo quedaron en el libro de Guinness: se cree que era la persona asiática más longeva de la historia y la tercera en vivir más tiempo en todo el mundo, detrás de la estadounidense Sarah Knauss y la francesa Jeanne Calment, al menos hasta donde existen registros.

Según Guinness, era además la última persona viva de quien se tiene evidencia que nació en el siglo XIX y la más longeva que ha vivido en el siglo XXI.

Y es que Tajima tuvo el extraño privilegio de vivir en tres siglos: nació, según los registros, el 4 de agosto de 1900 (siglo XIX), vivió la mayor parte de su vida en el siglo XX, y murió finalmente ya entrado el XXI.

De acuerdo con medios japoneses, la mujer tuvo más de 160 descendientes a lo largo de su vida, que incluyen nueve hijos, 28 nietos, 56 bisnietos y 35 tataranietos.

El Grupo de Investigación Gerontológica de Estados Unidos informó que tras la muerte de Tajima, otra japonesa, Chiyo Yoshida, de 116 años, es ahora la persona más anciana del mundo, según los registros.

Larga vida

La anciana japonesa ingresó al libro Guinness el pasado año, tras la muerte de la jamaiquina Violet Brown, que era considerada entonces como la persona más longeva, también con 117 años.

Según la televisora japonesa NHK, al final de sus días, Tajima dormía la mayor parte del tiempo y ya no hablaba, aunque comía tres veces al día.

Derechos de autor de la imagen YouTube
Image caption Tajima celebró el pasado año su nombramiento como la persona más anciana del mundo.

De acuerdo con las autoridades locales, el número de ancianos centenarios en el país superó el año pasado los 67.000, una cifra considerada récord en el país asiático.

De hecho, Japón es el país con la mayor proporción de ancianos del mundo: más del 26% de su población tiene 65 años o más, según cifras oficiales.

El caso chileno

Otro caso de muerte de una persona centenaria se registró esta semana en Chile, aunque fue un caso envuelto en la polémica.

Se trata de Celino Villanueva Jaramillo, quien según su documentación oficial, nació el 25 de julio de 1896, lo que lo convertiría por mucho en la persona más longeva del mundo.

Sin embargo, Jaramillo, que falleció el pasado 19 de abril, nunca fue reconocido por el libro Guinness, ya que su acta de nacimiento se perdió en un incendio y no se encontró información adicional que pudiera confirmar la fecha.

No obstante, era reconocido en su país como la persona más anciana.

Jaramillo, que nunca se casó ni tuvo hijos y fue cuidado en los últimos años por unos conocidos, murió por las complicaciones de un accidente que sufrió la pasada semana al caer de la cama.

Temas relacionados

Contenido relacionado