El sorprendente caso de Trenton McKinley, el niño que recuperó la conciencia un día antes de que lo desconectaran en Estados Unidos

Trenton McKinley, de 13 años. Derechos de autor de la imagen Jennifer Reindl/Facebook
Image caption Trenton McKinley está en un lento proceso de recuperación.

La familia de Trenton McKinley dice que lo ocurrido con este joven de 13 años fue un milagro.

El adolescente sufrió un trauma cerebral severo el pasado marzo cuando un remolque de carga en el que estaba montado volcó y le cayó en la cabeza.

Trenton sufrió siete fracturas de cráneo en el accidente, ocurrido en Mobile, Alabama, en el sur de Estados Unidos.

Tras el accidente, según explicó su madre, Jennifer Reindl. Trenton fue sometido a varias cirugías de craneotomía y sufrió insuficiencia renal y un paro cardíaco,

En un momento dado, Trenton "murió" en el quirófano durante unos 15 minutos, aseguró Reindl.

Muerte cerebral

Después de las intervenciones, los médicos les dijeron a los padres que su hijo no se recuperaría e incluso declararon su "muerte cerebral", según señala la cadena estadounidense CBS News.

También les informaron que sus órganos eran compatibles con los cuerpos de cinco niños que necesitaban trasplantes, le contó la madre a CBS.

Al saber que los órganos de su hijo podían salvar a otros menores, la mujer firmó los documentos de donación.

"Dijimos que sí, así que mantuvieron vivo a Trenton solo para limpiar sus órganos", recordó Reindl.

Un día antes de que lo desconectaran y le hicieran la última prueba de ondas cerebrales para determinar el momento de su muerte, Trenton mostró signos de conciencia.

"Sus signos vitales se dispararon, por lo que cancelaron la prueba", señaló la madre.

Recuperación

Trenton está ahora en un lento proceso de recuperación.

"Golpeé el concreto y el remolque cayó sobre mi cabeza. Después de eso, no recuerdo nada", le dijo el niño a la cadena local WALA-TV.

Derechos de autor de la imagen Jennifer Reindl/Facebook
Image caption Trenton dice que no recuerda nada del accidente.

Todavía tiene dolores y convulsiones, y necesitará una cirugía para reimplantarle una parte del cráneo que los médicos mantienen congelada.

Pero el joven camina y habla, incluso lee y desarrolla ejercicios de matemáticas, contó Reindl, que considera el caso de su hijo como "un milagro".

El propio Trenton le dijo a WALA-TV que cree que fue al cielo mientras estuvo inconsciente.

"Estaba en un campo abierto caminando recto", sostuvo el niño de 13 años. "No hay otra explicación más que Dios".

La familia está recaudando fondos a través de una página de Facebook para costear los gastos médicos.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado