Gudrun Burwitz, la hija del líder nazi Heinrich Himmler que acabó trabajando para la agencia de espionaje de Alemania en la posguerra

Gudrun Burwitz fotografiada con su papá, Heinrich Himmler, en 1938. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 2016, el periódico alemán "Bild" reveló diarios desconocidos de Himmler. En ellos, se conoció por ejemplo que en 1943, el oficial nazi ordenó la ejecución de diez ciudadanos polacos después de desayunar y de hablar por teléfono con su hija Gudrun.

Gudrun Burwitz, la hija de Heinrich Himmler, nunca repudió el nazismo y siempre defendió la reputación de su papá.

Hasta antes de su muerte el pasado mes de mayo a los 88 años de edad, Burwitz asistió a eventos y manifestaciones neonazis.

Fue un personaje reconocido durante toda su vida en la política de extrema derecha de Alemania, donde algunos medios la apodaron "la princesa nazi".

En el libro "Españoles en el Holocausto: vida y muerte de los republicanos en Mauthausen", de David Wingeate Pike, se describe a Burwitz como una ama de casa de Münich, madre de tres hijos y miembro prominente de Stille Hilfe , un grupo secreto que brindaba apoyo legal y financiero a exmiembros de las SS como Klaus Barbie, "el carnicero de Lyon"; y Martin Sommer, guardia de seguridad de los campos de concentración de Dachau y Buchenwald.

Pero esta semana,el tabloide alemán Bild publicó que la hija del alto oficial nazi fue contratada por el Servicio Federal de Inteligencia (BND, por sus siglas en alemán) en la década de 1960.

Derechos de autor de la imagen Shutterstock
Image caption Tras la muerte de Gudrun Burwitz, el jefe de Historia del Servicio Federal de Inteligencia decidió revelar su vinculación con la agencia.

Bodo Hechelhammer, jefe del Departamento de Historia de la agencia de espionaje, confirmó el informe del periódico sobre las actividades de Burwitz en la agencia de inteligencia extranjera de Alemania Occidental.

"El BND confirma que la señora Burwitz fue uno de sus miembros hasta 1963, bajo un nombre falso", dijo Hechelhammer.

Burwitz era una adolescente cuando la guerra terminó y fue liberada en 1946 después de testificar en los juicios de Nuremberg. Luego trabajó como secretaria en la sede del BND en Pullach, cerca de Münich, de 1961 a 1963.

En ese momento, la organización estaba bajo el control de Reinhard Gehlen, un excomandante de inteligencia militar nazi que trabajó durante la guerra recopilando información sobre el Ejército Rojo.

Después de la guerra, Gehlen trabajó con las fuerzas de ocupación de Estados Unidos en Alemania Occidental hasta 1968. Para ello, contrató a varios de sus compañeros exnazis, según el libro The General was a Spy, de Heinz Höhne y Hermann Zolling.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Himmler (izquierda) comandó los escuadrones de la muerte que asesinaron a judíos, polacos y otros grupos étnicos considerados "racialmente inferiores".

Organizaciones e instituciones alemanas como el BND han discutido sobre cómo abordar sus propios vínculos nazis en la era de la posguerra.

Según Bodo Hechelhammer, "el momento [de la muerte de Gudrun Burwitz] coincidió con el comienzo de un cambio en la comprensión y el manejo de los empleados que estuvieron involucrados con los nazis".

Además, Hechelhammer afirma que la organización no suele hablar sobre los empleados actuales o antiguos de la agencia de espionaje, pero que hacía esa excepción porque la señora Burwitz ya falleció.

Heinrich Himmler estaba en el círculo de confianza de Adolf Hitler. Él comandó las SS, la organización que jugó un papel importante en el asesinato de millones de judíos, polacos, prisioneros de guerra soviéticos, romaníes y otros clasificados como "racialmente inferiores" durante el Holocausto.

Su hija solo concedió una entrevista, en 1959. En ella subrayó su deseo de cambiar la reputación de su padre ante la historia. "Mi padre es visto hoy como el genocida más grande de la historia. Quiero intentar cambiar esa imagen", dijo.

En 1945, su padre se suicidó después de ser capturado por los británicos para evadir ser juzgado por crímenes de guerra.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado