La gente que usa el cannabis o marihuana como estimulante sexual

Ilustración de una pareja besándose Derechos de autor de la imagen Raphaelle Martin / BBC Three
Image caption El término inglés cannasexual fue acuñado por Ashley Manta, una terapeuta sexual de California.

Adam y Dunia llevan tres años combinando sexo y marihuana. "A veces la utilizo para deshacerme de la ansiedad en el dormitorio", explica Dounia.

Pero no habla de colocarse con cannabis, sino de relajarse y de estimular sus genitales.

Esta pareja británica forma parte de un creciente número de personas, apodadas en inglés cannasexuals, que utilizan productos a base de esta planta, como cremas, sprays, velas, aceites o flores, con frecuencia artículos que no son psicoactivos, para potenciar sus experiencias sexuales.

"Yo no me siento muy cómoda con mi cuerpo, no tengo lo que se dice una figura perfecta", reconoce Dounia, dando un suspiro.

Y uno de los productos que ella utiliza es un spray de uso tópico, de un aceite a base de marihuana, que aplica en sus genitales y que asegura que le hace sentir una mayor calidez y comodidad "allí abajo".

"Incluso el uso tópico del cannabis me ayuda a deshacerme de estos pensamientos (inseguros). Mi cuerpo y mi mente se van a un sitio relajado", cuenta.

"Cannasexuales"

El término cannasexual fue acuñado por Ashley Manta, una terapeuta sexual de California, que en 2013 abrió una clínica de terapia y educación sexual basada en los supuestos poderes de esta planta, que es ilícita en muchos países del mundo.

"Yo ayudo a la gente a hacerse con el control de su vida sexual para mejorarla utilizando esta planta milagrosa llamada cannabis", le dijo a la BBC.

Derechos de autor de la imagen Fudio / Getty Images
Image caption "Usar cannabis me ayudó a manejar mi complejo trastorno de estrés postraumático y algunos de los síntomas físicos asociados a haber sobrevivido a un trauma", dijo Ashley.

Manta ofrece desde sesiones individuales para hablar hasta talleres en grupo, a veces con elementos prácticos.

"Los talleres se centran en varios temas, habilidades, masturbación, sexo oral, lenguaje sucio, confianza con el cuerpo y mucho más".

La terapeuta va hablando a lo largo de esas sesiones sobre el uso que se le puede dar alamarihuana para potenciar las relaciones sexuales, en términos de tiempos, dosificación y métodos de consumo.

"De lo que se trata es de combinar sexo y cannabis atentamente", explica.

"Elegir qué productos o variedades puedes consumir o aplicar sobre tu cuerpo para potenciar el placer y la intimidad, y para aumentar la comodidad y la confianza".

"Especial" para la mujeres

A base de experimentar Ashley concluyó que el uso del cannabis para las relaciones sexuales puede ser una experiencia particularmente placentera para las mujeres.

"Hay muchos productos diseñados para la vulva, el órgano sexual femenino externo, como sprays y cremas, por la manera en que este órgano parece absorber los cannabinoides".

Derechos de autor de la imagen Raphaelle Martin / BBC Three
Image caption Varios estudios han demostrado que el uso del cannabis puede tener un impacto negativo sobre el rendimiento sexual en los hombres.

Pero hay un problema: nadie ha estudiando esto realmente. No se sabe si la vagina absorbe el cannabis, o de ser así, cómo lo hace, pero abundan las evidencias anecdóticas.

"Mi producto favorito es un espray de aceite de cannabis", dice la californiana.

"Después de dejarlo en mi vulva durante 20 minutos, siento un sensación de calidez o de cosquilleo, me siento más cómoda con la penetración y tengo una mayor facilidad e intensidad en los orgasmos".

En realidad, el uso de la marihuana como "ayuda" en el dormitorio no es nada nuevo.

Algunos hindúes tradicionalistas creen que el llamado bhang lassi, un bebida a base de una infusión de cannabis, es un afrodisíaco.

Mientras que en los tiempos antiguos las mujeres egipcias aplicaban sobre sus órganos sexuales una miel a base de una infusión de cannabis para "enfriar el útero".

Potencial impacto negativo

Adam, la pareja de Dounia, consume la hierba vaporizada antes de tener relaciones sexuales. Pero él si nota un efecto psicoactivo.

"Yo encuentro que es un gran afrodisíaco", dice.

"Pero eso depende de cuánto consumas: menos es más. Pero sí, realmente potencia las sensaciones y te permite que duren más también", afirma.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption El consumo de marihuana con fines terapéuticos ya es legal en varias partes del mundo.

Al contrario de los efectos positivos que menciona Adam, sin embargo, varios estudios han demostrado que el uso del cannabis puede tener un impacto negativo sobre el rendimiento sexual en los hombres.

Una investigación realizada en 2011 por la Sociedad Internacional de la Medicina Sexual mostró que en animales produce un efecto inhibidor de receptores específicos dentro del tejido eréctil.

Otro estudio halló que los consumidores diarios de cannabis tienen el doble de probabilidades de sufrir disfunción eréctil.

Ventajas y desventajas

El doctor Mark Lawton, portavoz de la Asociación Británica de Salud Sexual y VIH cree que la gente debería ser cautelosa a la hora de usar cualquier tipo de drogas al momento de las relaciones sexuales.

Derechos de autor de la imagen Raphaelle Martin / BBC Three
Image caption Aunque admite que no es una opción para todo el mundo, Ashley Manta es una fan declarada: "Hizo que mi vida mejorara totalmente".

"Cosas como el cannabis, igual que el alcohol, pueden nublar nuestro juicio", dice. "Sabemos que por ejemplo, el uso del condón baja cuando la gente toma o usa drogas recreativas a la hora de tener sexo".

Además, apunta, "se está avanzando mucho en términos de lo que es el consentimiento, y de lo importante que es que sea auténtico, válido y activo", dice.

"La gente tiene que tener cuidado con cualquier cosa que reduzca la inhibición porque puede animar a otras personas potencialmente a provecharse", advirtió.

Sin embargo, el doctor admite que en el futuro quizás sí haya un lugar para el uso de la marihuana durante las prácticas sexuales.

"Es evidente que que hay una creciente información sobre cómo algunos de los componentes del cannabis podrían tener beneficios médicos, así que puede ser una área de investigación para el futuro".

Ahsley Manta insiste en que "necesitamos más estudios científicos y datos. Ahora tenemos muchos datos pero basados en anécdotas. Pero ya es difícil conseguir financiación de los gobiernos para investigar temas sobre el cáncer y el cannabis, así que imagínate lo bajo que estará en la lista de prioridades hacer investigaciones sobre el cannabis y el sexo.

Para esta terapeuta sexual, la planta puede ayudar con aspectos muy serios de las relaciones humanas, más allá de lo anecdótico.

"Yo sobreviví a un asalto sexual", dice.

"Usar cannabis me ayudó a manejar mi complejo trastorno de estrés postraumático y algunos de los síntomas físicos asociados a haber sobrevivido a un trauma".

Durante mucho tiempo Ashley sufrió dolor con la penetración hasta que empezó a usar un espray de aceite de cannabis en su vulva.

Aunque admite que no es una opción para todo el mundo, ella es una fan declarada: "Hizo que mi vida mejorara totalmente".

Lee el artículo original en inglés de BBC Three en este enlace.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado