"Me aterroriza no poder mantenerla viva": cómo ha sido para una madre cuidar a su hija de 21 años con complejos problemas mentales

Image caption Ailidh fue diagnosticada con problemas mentales a los 12 años y desde entonces la cuida su madre, Shelagh.

A menudo se habla de la salud mental y cómo ayudar a la gente que sufre estos trastornos. Pero casi nunca escuchamos hablar de la gente que cuida de estos pacientes.

Se calcula que en Reino Unido hay unas 1,5 millones de personas cuidando a alguien con alguna enfermedad mental. Shelagh es una de ellas.

Su hija Ailidh tiene complejos problemas de salud mental desde que tenía 12 años. Hoy la joven tiene 21 y ha sido diagnosticada con anorexia atípica, ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Shelagh le contó a la BBC cómo ha sido cuidar a Ailidh y ver su deterioro "sin poder hacer nada".

En enero de 2010, cuando Ailidh tenía 12 años, me di cuenta de que estaba perdiendo peso así que fuimos con el médico general para que la viera. Sentí que no nos estaban tomando con seriedad, que no nos estaban escuchando.

Pero Ailidh tuvo que ser internada de emergencia en el hospital.

Cuando llegamos a la sala de emergencias, el personal pensó que su monitor cardiaco no estaba funcionando bien, porque el corazón de Ailidh latía demasiado lento.

Image caption Ailidh tiene 21 años y se le han diagnosticado varios trastornos mentales.

Entonces la trasladaron a la sala de psiquiatría en el hospital infantil. Y allí pasó los siguientes siete meses.

Ailidh fue diagnosticada con anorexia atípica. Hoy tiene 21 años y desde entonces la han diagnosticado otros trastornos mentales: ansiedad, depresión y trastorno de estrés postraumático.

En los últimos años la salud mental de Ailidh ha empeorado. Una semana antes de la entrevista con la BBC la joven decidió internarse en la clínica psiquiátrica.

Image caption En los últimos años la salud mental de Ailidh ha empeorado.

Ha sido una época de enormes desafíos porque su salud se ha deteriorado rápidamente y cada vez ha sido más difícil poder apoyarla.

"Un deleite"

Cuando puedes tener contacto con la persona entera que es Ailidh es realmente un deleite tenerla cerca: es divertida, elocuente, brillante, curiosa y adora los animales.

Como madre, quieres arreglar todo porque eso es lo que hacen las madres ¿no? Es querer regresar a la infancia y levantarla cuando se cae, curarle la rodilla raspada, abrazarla y decirle que todo va a estar bien.

Pero como cuidadora, eso no siempre es lo que debes hacer.

Cuidar a alguien con problemas mentales tiene un impacto en lo que tú puedes hacer, en los lugares a donde puedes ir, en las vacaciones familiares, en tu trabajo. Tiene un impacto en tus relaciones y definitivamente también tiene un impacto en tu salud mental.

Image caption Como madre, quieres arreglar todo porque eso es lo que hacen las madres ¿no?

Además, también está la burocracia.

Están los trámites de sus planes para su atención médica, las minutas de las reuniones con los equipos multidisciplinarios, la información sobre los beneficios del Estado que Ailidh puede recibir.

Son ocho años de archivos y papeles sobre el cuidado médico de Ailidh.

Ha habido momentos felices, que atesoro. Hay momentos en que me encanta salir con mis amigas y otros momentos en que no puedo soportar salir y enfrentar a mis amigas.

Image caption Todo lo que quieres para tus hijos es que sean felices, porque eso es lo que se merecen a esa edad, ser felices.

Hay momentos en que me encanta escuchar lo que están haciendo sus hijos y momentos en que... eso solo me causa una enorme tristeza, porque me doy cuenta de lo que mi hija ha perdido.

Y todo lo que quieres para tus hijos es que sean felices, porque eso es lo que se merecen a esa edad, ser felices.

Esperanza

Al comienzo de este trayecto me hubiera gustado saber que estaba bien priorizar mis propias necesidades, recordar que yo también tengo necesidades y que éstas no desaparecen sólo porque estás cuidando a alguien.

Pero también está la esperanza.

Pienso que la esperanza cambia, pero nunca he perdido la esperanza completamente.

Image caption Cuando puedes tener contacto con la persona entera que es Ailidh es realmente un deleite tenerla cerca: es divertida, elocuente, brillante, curiosa.

A veces es muy poca, a veces piensas que ha desaparecido. Pero creo que lo que me mantiene es pensar que siempre hay esperanza.

¿Y cómo se siente cuidar a alguien con problemas mentales?

Lo peor es la tristeza por la niñez perdida, el terror de no poder mantenerla viva, el dolor de escuchar que desea morirse... la turbación de ver el tormento en su mente y la súplica en sus ojos.

Y el deseo de que esos pequeños indicios de fortaleza algún día lleguen a vencer a sus demonios. Así es como se siente.

Pero ¿cómo le explicas a la gente lo que se siente cuando tu hija te dice: 'déjame morir'?

Eso... simplemente te parte el corazón.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado