"En las noches alucinaba": la increíble historia de un escalador atrapado durante 6 días a 6.300 metros de altura

Alexander Gukov en el hospital
Image caption Alexander Gukov había pasado seis días sin comer nada hasta que fue rescatado.

Sin comida y atrapado en la nieve durante seis días.

Así fue la odisea que el escalador ruso Alexander Gukov vivió en una montaña de Pakistán. Hasta que lograron rescatarlo esta semana.

Pero la aventura de Gukov había comenzado cuando un amigo que lo acompañaba en el ascenso al monte Latok 1 desapareció de repente en mitad de una avalancha de nieve y él quedó atrapado en la montaña a más de 6.000 metros de altura.

Su amigo resultó muerto, pero Gukov se salvó de milagro.

Durante seis días, intentó buscar la manera de volver a un lugar seguro donde pudiera ser localizado. Pero, con el paso de los días, las cosas se pusieron peor.

"Llegué a alucinar que estaba bien, que llegaba a casa sano y salvo mientras a mi alrededor continuaban las avalanchas", relató el escalador.

Finalmente, fue hallado por los equipos de rescate de Pakistán a 6.300 metros de altura en este monte ubicado en la cordillera Karakoram.

"Me casaré con ella"

Los días en la montaña le hicieron pensar en su vida y decidió que, al reencontrarse, le pediría matrimonio a su pareja con la que empezó una relación hace más de 18 años.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Alexander Gukov (centre) spent the last three days without food

"Cada noche pensaba: 'Cuando regrese, me casaré con ella'", le dijo al servicio urdu de la BBC desde el hospital de Rawalpindi, después de ser rescatado el martes por helicópteros militares.

Gukov contó que él y su compañero Sergey Glazunov, de 26 años, se vieron obligados a retroceder por el mal tiempo cuando ya se acercaban a la cumbre.

Mientras descendían de la montaña, de 7.145 metros de altura, su amigo desapareció.

"Traté de llorar... pero nada", dijo Gukov.

Se quedó solo y prácticamente no tenía equipamiento, al margen de dos cuerdas. Su dispositivo de rastreo mostraba un 2% de batería, pero logró enviar una alerta.

"Envié un mensaje de SOS. Me lo prometieron: 'OK'. Pero el clima... nunca había visto un clima así. [Durante] siete días, avalancha, avalancha, avalancha", recordó.

El escalador construyó una especie de refugio en la nieve para protegerse y pudo comunicarse mediante un teléfono satelital.

No podía ver nada a su alrededor, pero podía oír helicópteros de rescate sobrevolando por encima. Sin embargo, varios intentos de rescate tuvieron que ser cancelados.

"Por la noche tuve muchas alucinaciones de que ya estaba en casa, a salvo", dijo Gukov.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El hombre se quedó atascado en una de las montañas de la cordillera del Karakoram, en Pakistán.

Finalmente el clima mejoró, comenzó a despejar y los helicópteros del ejército pudieron llegar a Gukov.

Estaba débil, no había comido en varios días y ambos pies se le habían congelado.

Los médicos examinan ahora su estado para ver si pueden salvar los dedos de sus pies.

La pérdida de su amigo era su "principal dolor", pero dijo que no sabía a quién culpar.

"Qué puedo decir, qué puedo decirte... creo que hubo un fallo. No sé de quién es la culpa, probablemente sea su culpa o la culpa de Dios", dijo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado