"Cruzazulear": el curioso verbo inventado en México por una mala racha del club Cruz Azul

Montoya lamenta una falla de un penalti Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cruz Azul acumula un historial de finales perdidas que le ha generado un estigma de equipo perdedor.

"No la vayas a cruzazulear".

Es la frase que muchos mexicanos, principalmente los amantes del fútbol, dicen a alguien está a punto de conseguir un gran objetivo.

Un verbo que no figura en ningún diccionario, pero sí en el habla popular mexicana y que ha sido construido sobre la triste historia del club Cruz Azul del fútbol nacional.

Y es que este equipo, considerado uno de los cuatro "grandes" de la Liga Mx, acumula 10 subcampeonatos de la primera división.

Aunado a eso, en los últimos años los "cementeros" cargan con el estigma de ser un equipo que ve perdido un triunfo o un empate en los últimos minutos de los partidos.

Es por eso que "cruzazulear" es en México un sinónimo de quedarse a la orilla de conseguir un logro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Uno de los jugadores emblemáticos de Cruz Azul de los últimos tiempos, Christian Giménez, jugó de 2010 a 2017 sin poder ganar un título de liga.

El diccionario Larousse escribió de manera informal en Twitter algunas posibles acepciones.

"Ganar continuamente para perderlo todo por un error", "perder con torpeza sorprendentemente" o "estar cerca, muy cerca, de un título sin conseguirlo" fueron las posibles definiciones.

Ante una oleada de peticiones para que el verbo sea añadido al Diccionario de la Real Academia Española (RAE), la institución dijo que estaba descartada por ahora su inclusión.

"No está de momento en estudio su incorporación al diccionario", dijo la RAE en Twitter.

¿La historia lo justifica?

Una de las derrotas más dolorosas en la historia de Cruz Azul es quizás la de mayo de 2013.

El equipo disputó la final del campeonato mexicano ante el América. Era la oportunidad perfecta para sacudirse la mala suerte ante su archirrival.

Pero el equipo la "cruzazuleó" con todas sus letras.

Mantuvo una ventaja de 2-0 hasta el minuto 89 de la final en el partido de vuelta, hasta que el rival marcó dos goles, el segundo al minuto 93, en la última jugada del partido.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En la tanda de penaltis, América venció 4-2 a Cruz Azul y le arrebató el campeonato que tenía prácticamente en la bolsa.

"Nosotros estamos haciendo cosas que llevamos a que se burlen de nosotros… Es una realidad que está muy clara, muy marcada", dijo el actual entrenador, Pedro Caixinha, cuando tomó el equipo en 2017.

Cruz Azul tiene un historial de 8 campeonatos ganados, por 10 perdidos, lo cual le da una efectividad de 44%.

Pero el club Monterrey tiene un peor desempeño, pues tiene una efectividad de 40%, al solo haber obtenido 4 títulos en 10 finales disputadas.

¿Llegará "cruzazulear" al diccionario?

Cruz Azul tuvo su época dorada entre 1968 y 1979, periodo en el que obtuvo 7 campeonatos. Su octava y última estrella —hasta ahora— la obtuvo en 1997, hace ya más de dos décadas.

Eso pesa en Cruz Azul y su afición, la tercera más grande del país.

Como dijo el propio entrenador Pedro Caixinha, el término "cruzazulear" seguirá acompañando al equipo hasta que revierta la mala racha de resultados, que "cruzazulear" signifique ganar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Encuestas han puesto a Cruz Azul como el tercer equipo con más afición en México.

Para el lingüista Juan Nadal, este neologismo nacido en el fútbol y afianzado en el habla de México durante dos décadas tendrá que pasar, como cualquier otra palabra, un proceso de adopción social para ser considerado en el diccionario.

"El significado ya lo tiene. Decir si va a ser admitido como correcto por las Academias de la Lengua dependerá del uso generalizado o no que se haga o no de este neologismo", explica el académico.

"Cruzazulear" por ahora es un término que tiene un significado entendible por un gran número de personas en el habla de México, lo cual es solo un punto de inicio en su camino al diccionario.

"Las palabras las vamos creando los hablantes de modo espontáneo, simplemente porque necesitamos expresar un concepto. Y si no tenemos la palabra, intentamos explicarlo o la inventamos", indica Javier Bezos, especialista en ortotipografía de la Fundación del Español Urgente (Fundéu).

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el inicio del campeonato Apertura 2018, Cruz Azul se situó como líder de puntos, lo cual da esperanzas de que la sequía de títulos termine.

La palabra no es oficial solo cuando aparece en el diccionario de la RAE, sino cuando "los propios hablantes deciden que la palabra tiene utilidad y la usan", dijo a BBC Mundo el año pasado.

Ya que su inclusión en el diccionario es un proceso lento —algunos neologismos tardan hasta una década en ser incluidos en el diccionario—, muchas palabras en ese período pierden su uso o quedan obsoletas, o nunca alcanzan un uso generalizado.

"En la medida en que más hablantes la usen, y sobre todo hablantes cultos lo empiecen a utilizar, en esa medida es en que será más probable que esta palabra la terminemos viendo en el diccionario de la RAE", dice Nadal.

Es por eso que Cruz Azul tendrá en sus manos (o en sus pies) el futuro de este incipiente verbo: si el club vuelve a la senda del triunfo y obtiene campeonatos, o si sigue fallando en las finales y la "cruzazulea".

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Querétaro, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad mexicana entre el 6 y el 9 de septiembre de 2018.

Contenido relacionado