Italia, el país que se resistía a la llegada de Starbucks y ahora tendrá el más grande de Europa

Exterior del Starbucks en Milán Derechos de autor de la imagen MATT GLAC
Image caption El nuevo Starbucks más grande de Europa está localizado en un edificio espectacular.

Tomó más de dos años construirlo, pero este viernes, Starbucks abre su establecimiento más grande en Europa y el primero en Italia. Y no será un Starbucks cualquiera.

Con suelos de mármol y paneles de madera, promete ser un "teatro del café", pero también habrá cócteles, pan, helados y... ¡pizza!

Todo para tratar de convencer a los italianos de que cambien su tradicional espresso por una experiencia más estadounidense.

La primera sucursal de Starbucks en Italia abrirá este viernes en el corazón de Milán. Y pretende ser un "homenaje" a las tradiciones cafeteras de Italia, dice Starbucks.

Derechos de autor de la imagen MATT GLAC
Image caption Starbucks dijo que su nuevo establecimiento en Milán será la "joya de la corona" de sus operaciones globales.

El establecimiento, aproximadamente con el tamaño de un tercio de un campo de fútbol, ocupa el histórico edificio Poste, cerca de la catedral en Piazza Cordusio.

Los clientes podrán presenciar el proceso de elaboración de un café, del grano hasta que se sirve en la taza.

Derechos de autor de la imagen Joshua Trujillo
Image caption Los clientes podrán observar el proceso de elaboración del café.
Derechos de autor de la imagen MATT GLAC
Image caption Starbucks está presente en 30 países.

El exdirector ejecutivo de Starbucks Howard Schultz dijo que fue tomar café en Milán hace más de tres décadas lo que lo llevó a fundar Starbucks.

"Todo lo que hemos experimentado, desde el primer momento de inspiración hace 35 años hasta ahora siendo una parte cotidiana de la vida de millones de personas en todo el mundo, lo traemos con gran respeto a Italia", dijo con motivo del lanzamiento de la tienda.

Derechos de autor de la imagen MATT GLAC
Image caption Starbucks planea abrir más establecimientos en Milán.

Los italianos pueden ser un poco "esnob" en lo que al café se refiere, según el psicólogo Paolo Vergnani, que bebe 10 espressos por día.

Sin embargo, el consumo de café es una tradición relativamente joven en Italia.

Antes de la Segunda Guerra Mundial era una importación de lujo para la elite adinerada, y la mayoría de los italianos se apegaban a las bebidas calientes hechas con cebada tostada o achicoria.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado