¿Por qué el huracán Florence sigue siendo tan peligroso pese a haberse debilitado?

Huracán Florence visto desde arriba en una imagen de la NASA Derechos de autor de la imagen NASA
Image caption Florence avanza por el Atlántico hacia la costa de Estados Unidos con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros y a una velocidad de 28 km por hora.

El huracán Florence se debilitó a categoría 1 en la noche del jueves, pero su potencial destructor sigue intacto.

Florence avanza por el Atlántico hacia la costa de Estados Unidos con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetrospor hora, según informóel Centro Nacional de Huracanes, o NHC por sus siglas en inglés.

Se espera que el ojo de Florence toque tierra a primera hora del viernes en algún punto de Carolina del Norte.

Florence "se acercará a las costas de Las Carolinas este jueves" y "luego se moverá cerca o por sobre" la línea costera entre el jueves por la noche y el viernes, indicó el NHC.

Pero ¿por qué sigue siendo tan peligroso si se debilitó? La clave está en la clasificación de los huracanes, que se basa solo en un criterio y no delata su capacidad de causar enormes daños y pérdidas de vida.

Categorías 1 a 5

La categoría más potente que puede tener un huracán es 5, según la escala utilizada para clasificar estos fenómenos, conocida como la escala Saffir-Simpson.

Las divisiones fueron creadas por el ingeniero civil estadounidense Herbert Saffir, en 1969, con el fin de predecir posibles daños a estructuras basándose en la velocidad del viento.

La escala fue luego expandida por Robert Simpson, exdirector del Centro Nacional de Huracanes, pero sigue basándose en un único criterio, la velocidad del viento.

Un huracán categoría 1 debe tener vientos sostenidos de entre 119 y 153 km/h, mientras que uno de categoría 5 tiene vientos sostenidos de 250 km/h o más.

Si la velocidad es menor a 119 km/h el fenómeno se considera una tormenta y no un huracán.

"La diferencia entre tormentas y huracanes es la velocidad del viento. Una vez que lleguen los vientos sostenibles, es decir, que se mantengan por un minuto o más, a 74 millas (119 km), ya es categoría 1 de huracán", señaló a BBC Mundo la climatóloga Ahira Sánchez Lugo, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA.

Media playback is unsupported on your device
Así avanza el "extremadamente peligroso" huracán Florence hacia la costa este de EE.UU.

En un huracán de categoría 5 se espera que un alto porcentaje de las casas sean destruidas y gran parte de la zona sea inhabitable por semanas o meses, según el NHC.

El último huracán categoría 5 que tocó tierra en Estados Unidos fue Andrew en 1992.

El huracán María, que dejó casi 3.000 muertos en Puerto Rico el año pasado, fue de categoría 4.

Marejada ciclónica

Florence es actualmente un huracán categoría 1.

Sin embargo, los meteorólogos advierten que un huracán puede ser muy peligroso más allá de su categoría, como quedó demostrado con el huracán Sandy en 2012.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Florence "se acercará a las costas de Las Carolinas este jueves" y "luego se moverá cerca o por sobre" la línea costera entre el jueves por la noche y el viernes, indicó el Centro Nacional de Huracanes.

Sandy llegó a territorio estadounidense con categoría 2 pero causó inundaciones y dejó más de 50 muertos en Haití, más de 60 en Estados Unidos y al menos 11 en Cuba.

El huracán Harvey, por otra parte, fue reclasificado a categoría 3 poco después de alcanzar Texas el año pasado, pero las intensas lluvias en los días posteriores causaron inundaciones y más de 80 muertes.

En el caso de Florence, los expertos alertan de que mantiene su potencial de marejadas ciclónicas a lo largo de las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur y puede estacionarse causando intensas lluvias en amplias zonas de la costa sureste estadounidense.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Costa de Wilmington, en Carolina del Norte. Florence mantiene su potencial de marejadas ciclónicas a lo largo de las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur y puede estacionarse causando intensas lluvias.

Una marejada ciclónica es una inundación costera causada fundamentalmente por vientos que empujan la superficie oceánica y hacen que el agua se eleve por encima del nivel nivel habitual del mar.

El NHC alertó que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro" en las próximas 48 horas.

La marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar que podría alcanzar entre 9 y 13 pies (2,7 a 4 metros) de altura desde Cabo Fear en Carolina del Norte a Cabo Lookout en el mismo estado, con "grandes y destructivas olas", según previsiones meteorológicas.

Además se espera que Florence se estacione produciendo lluvias intensas con acumulaciones totales de lluvia de entre 20 y 30 pulgadas (50-76 centímetros).

"Un puñetazo de Mike Tyson"

Los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia y Georgia continúan labores de evacuación y preparativos ante la inminente llegada de Florence.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En 2012, el huracán Sandy llegó a territorio estadounidense con categoría 2 pero causó inundaciones y dejó más de 50 muertos en Haití, más de 60 en Estados Unidos y al menos 11 en Cuba.

Las autoridades ordenaron la evacuación de más de millón y medio de personas en las zonas costeras de esos cuatro estados, y según las estimaciones preliminares, cerca de 3,6 millones de usuarios podrían quedarse sin electricidad, alguno de ellos durante semanas, la mayoría en la zona este de Carolina del Norte.

"Esto no va a ser un arañazo, esto va a ser un puñetazo de Mike Tyson a la costa de las Carolinas", señaló Jeff Byard, director asociado de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), en referencia al excampeón mundial de boxeo.

"Puede ser la tormenta más peligrosa de la historia de las Carolinas".

Cómo se forman los huracanes

Huracanes

Guía de las tormentas más letales

Los huracanes son tormentas violentas que causan devastación en las zonas costeras, poniendo vidas, casas y negocios en peligro.

Los huracanes nacen a partir de tormentas que aumentan su potencia por el aire cálido y húmedo que encuentran en su camino al cruzar aguas subtropicales. El aire caliente se eleva hacia la tormenta.

El aire forma remolinos para rellenar la baja presión de la tormenta, succionando el aire hacia adentro y hacia arriba, lo cual refuerza la baja presión.

La tormenta gira debido a la rotación de la Tierra y la energía del agua caliente del océano aumenta la velocidad de los vientos, a medida que la tormenta se fortalece.

Cuando la velocidad de los vientos alcanza los 119km/h la tormenta se convierte oficialmente en un huracán (en el Atlántico y el Pacífico Oriental) o en un un tifón (en el Pacífico Occidental).

"Todo el mundo tiene un plan hasta que le llega el golpe en la cara. Pues bien, estamos a punto de que nos golpeen la cara". Bob Buckhorn, alcalde de Florida, antes de la llegada del huracán Irma (2017)

El ojo del huracán, que tiene un clima más tranquilo, está rodeado por una pared de tormentas de lluvia. En la parte de abajo de esa pared del ojo están los vientos más rápidos, pero la recorren hacia arriba violentas corrientes de aire.

Bajo el ojo del huracán se junta una acumulación de agua que puede ser liberada al tocar tierra. Estas oleadas de agua pueden causar más daños por inundaciones que la fuerza de los vientos.

Alerta urgente por el rápido aumento de agua en la costa SO de FL por el paso del ojo de #Irma. ALÉJENSE DEL AGUA". Tuit del Centro Nacional de Huracanes.

El tamaño del huracán se mide principalmente con la escala Saffir-Simpson. En el Pacífico asiático y en Australia usan otras escalas.

Vientos de 119-153km/h. Pequeñas inundaciones, ciertos daños a estructuras. Aumento del nivel del mar +1,2m-1,5m

Vientos de 154-177km/h. Daños potenciales a tejados y árboles. Aumento del nivel del mar +1,8m-2,4m

Vientos de 178-208km/h. Inundaciones severas y daños a los edificios. Aumento del nivel del mar +2,7m-3,7m

El huracán Sandy (2012) causó daños valorados en US$71.000 millones en el Caribe y en Nueva York.

Vientos de 209-251km/h. Tejados destrozados y daños estructurales graves en edificios. Aumento del nivel del mar +4m-5,5m

El huracán Ike (2008) golpeó el Caribe y Louisiana.

Vientos de 252km/h o más. Daños graves en edificios e inundaciones severas más lejos de la costa. Aumento del nivel del mar +5,5m

El huracán Irma (2017) causó devastación en las islas del Caribe.

"A todos los que están pensando que pueden sobrellevar fácilmente esta tormenta les tengo noticias: ese será uno de los mayores errores que pueden cometer en la vida"·. Alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, antes de la llegada del huracán Gustav en 2008.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado