El factor Taylor Swift: 3 efectos de las inesperadas declaraciones políticas de la estrella estadounidense

Taylor Swift, cantante estadounidense Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Taylor Swift pidió el voto para los demócratas Phil Bredesen (Senado) y Jim Cooper (Cámara de Representantes) en Tennessee, el estado en el que vive la artista.

"Digamos que la música de Taylor Swift me gusta ahora como un 25% menos".

Sin adoptar un tono demasiado serio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló así sobre la artista estadounidense, que ha pedido el voto para dos candidatos demócratas en las elecciones de mitad de período que se celebran el 6 de noviembre en EE.UU.

Hasta ahora, la cantante de 28 años se había mantenido callada sobre sus posturas políticas, pero en una publicación compartida el domingo en Instagram (donde tiene 112 millones de seguidores) explicó algunas de las cosas que han sucedido en su país en los dos últimos años le hicieron cambiar de idea.

"En el pasado he sido reticente a la hora de expresar públicamente mis opiniones políticas, pero debido a varios sucesos en mi vida y en el mundo en los últimos dos años, ahora me siento muy diferente", aseguró Swift.

La cantante había sido criticada en el pasado desde la izquierda por no mostrar su oposición a las políticas de los republicanos, algo que sí habían hecho numerosas figuras del mundo del entretenimiento.

Las inesperadas declaraciones de Swift ha tenido algunas consecuencias.

1. Se disparan las inscripciones para votar

Además de explicar sus motivos para decantarse por los candidatos demócratas, Swift animó a la gente a registrarse para votar.

"Tantas personas inteligentes, reflexivas, dueñas de sí mismas cumplieron 18 años en los últimos dos años y ahora tienen el derecho y el privilegio de hacer que su voto cuente. Pero primero tienen que registrarse, lo cual es algo fácil y rápido de hacer. El 9 de octubre es el ÚLTIMO DÍA para registrarse como elector en el estado de Tennessee. Vayan a vote.org y encontrarán toda la información. ¡Feliz votación!".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En los foros conservadores se tenía la sensación de que Taylor Swift era simpatizante de Donald Trump.

Muchas personas le hicieron caso.

Unas 65.000 se inscribieron para votar en las 24 horas después del post de Swift en todo EE.UU.

Según Kamari Guthrie, directora de comunicaciones de vote.org, la página web tuvo su segundo día más activo del año con 155.940 visitas únicas, solo por detrás del 25 de septiembre, el Día de Registro Nacional de Votantes. La media es de unas 14.000 visitas.

Swift inspiró particularmente a los votantes de Tennessee, donde 2.144 personas se inscribieron como votantes en las últimas 36 horas, en comparación con 2.811 en todo el mes de septiembre y 951 en agosto.

2. El desencanto de Donald Trump

En su post, Swift criticó especialmente a la senadora republicana por Tennessee Marsha Blackburn, candidata a la reelección.

"Su historial de voto en el Congreso me repugna y asusta", escribió la cantante, citando los votos de Blackburn contra la equiparación de salarios entre hombres y mujeres, y contra legislación sobre violencia doméstica.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Donald Trump dijo que la senadora republicana Masha Blakcburn está haciendo "un trabajo muy bueno" en el estado donde vive Taylor Swift.

Esto hizo que Donald Trump saliera en defensa de Blackburn.

"Es una mujer tremenda. Estoy seguro de que Taylor Swift no sabe nada sobre ella", declaró el presidente estadounidense, que añadió que la música de Swift le gusta ahora "como un 25% menos".

En el pasado, Trump mostró su entusiasmo por Swift, como se ve en este tuit de 2012:

"Gracias por la hermosa foto, ¡eres fantástica!".

3. Los feroces ataques desde la extrema derecha

Pero las mayores críticas contra Swift llegaron desde los sectores más conservadores de Estados Unidos, que pensaban que la cantante era "una de las suyas", una admiradora secreta de Donald Trump y sus políticas.

"Swift es muy blanca y muy rubia", escribió en 2016 el controvertido Milo Yiannopoulos en Breitbart. "Nació y creció en una granja de árboles de Navidad en la Pensilvania rural. Me oyeron bien: una granja de árboles de Navidad. No es de extrañar que la derecha tradicional esté extasiada".

De ahí se explica la decepción en foros de la llamada alt-right, patente en numerosos mensajes en redes sociales:

"Esta es una traición más allá de toda palabra. Taylor Swift, tienes todo el derecho de votar por el candidato que prefieras pero expresar tus motivos en público mientras tienes personas que te adoran en los dos lados es simplemente pésimo. Has hecho algo terrible al comportarte como una SJW ('guerrera de la justicia social') en el momento equivocado. #decepcionado".

"Lo que me solía encantar sobre Taylor Swift era que se mantenía alejada de la política", le dijo al canal Fox News Charlie Kirk, fundador de la organización estudiantil conservadora Turning Point.

Mientras tanto, el Comité Nacional Republicano del Senado criticó la actitud de la artista e irónicamente declaró que Swift "bajó de su torre de marfil para decirles a los sufridos trabajadores de Tennessee cómo votar".

En 2012, Swift le dijo a la revista Time que no hablaba sobre política porque podía influir en otras personas.

"No creo saber lo suficiente sobre la vida como para decirle a la gente por quién votar", manifestó entonces.

Seis años después, la cantante siente totalmente lo contrario.

Esta es la publicación que Taylor Swift compartió el domingo con sus 112 millones de seguidores en Instagram:

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado