El violador al que le dieron "la oportunidad" de "atender" al hijo de su víctima en Reino Unido

Arshid Hussain Derechos de autor de la imagen South Yorkshire Police
Image caption Arshid Hussain fue condenado a 35 años de cárcel por la violación de 50 menores de edad.

Por años, Sammy Woodhouse, una mujer británica, ha tratado de olvidarse de una página oscura de su pasado: fue violada cuando era menor de edad y quedó embarazada.

Tuvo su hijo y ha intentado rehacer su vida desde entonces.

Pero todo cambió hace poco, cuando supo que unas autoridades locales se habían puesto en contacto con su violador para ofrecerle "un papel" en el cuidado y atención de su hijo.

"Me sentí sorprendida e insultada", contó al programa de Victoria Derbyshire en la BBC.

Y es que, según explica el equipo de Reality Check de la BBC, las pautas legales en Inglaterra y Gales establecen que todos los padres, independientemente de su responsabilidad, deben recibir notificación de los procedimientos de cuidado de sus descendientes.

Esto significa que, de forma predeterminada, un violador convicto tiene derecho a ser notificado de los procedimientos de atención que involucren a su hijo.

"El tema aquí es la ley que, tal como está, permite a los violadores y otros abusadores participar en la atención y otros procedimientos de derecho público", explica la procuradora Denise Lester, expresidenta del subcomité de derecho de los niños de la Sociedad de Derecho.

En un video publicado en Twitter, Woodhouse instó al gobierno británico a "cambiar la ley para garantizar que los violadores no puedan acceder a los niños concebidos a través de la violación".

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption Woodhouse busca ahora un cambio en las leyes de paternidad.

"Fueron un peligro para mí y lo son para otros niños", afirmó.

Según el diario The Times, un consejo local se comunicó con el violador y le prometió mantenerlo informado sobre los procedimientos futuros para permitir su comunicación con el niño, luego de que se lo incluyera como "demandado" en un caso del Tribunal de Familia que involucraba al menor.

Antecedentes

Arshid Hussain fue condenado a 35 años en 2006 junto a sus dos hermanos por el abuso sexual de más de 50 niñas.

Woodhouse tenía solo 14 años cuando lo conoció y abusó de ella.

La joven mantuvo su anonimato por años y pensó que, tras el juicio a Hussain, podría seguir adelante con su vida y que nunca más volvería a saber nada de él.

Ahora, tras lo sucedido, decidió contar su historia para evitar que casos similares se repitan en Reino Unido y pedir un cambio en las leyes.

"Estamos siendo constantemente revictimizadas y, como víctima de violación, constantemente me dicen 'bueno, en realidad él tiene sus derechos humanos'".

"¿Qué pasa con mis derechos humanos? ¿Qué pasa con los derechos humanos de otras personas y de nuestros hijos y nuestro derecho a mantenerlos a salvo?", afirmó.

La respuesta

Las autoridades locales que contactaron al violador aseguraron que investigarán los hechos y que no fue su intención perjudicar al hijo o la madre.

"Debemos tener claro que en ninguna etapa ha sido la intención del consejo poner en riesgo a ningún niño o permitir que cualquier delincuente de explotación sexual infantil condenado cuide a cualquier niño", indica el texto.

En una declaración, el Ministerio de Justicia alegó que pese a lo que establece la ley, las autoridades locales pueden pedir a los tribunales que soliciten permiso para no notificar a los padres sin patria potestad sobre los procedimientos de atención.

Asimismo, indicó que los tribunales deben considerar el daño potencial para el niño y la madre al tomar esta decisión.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Woodhouse teme que otras personas violadas puedan pasar por situaciones similares.

Según explica el equipo de Reality Check, la ley no significa que los violadores tengan derechos automáticos para contactar con sus hijos.

"Cualquier solicitud de acceso evaluará el riesgo para un niño y su bienestar antes de permitir el contacto", señalan.

Por lo general, este se niega en los casos en que el niño no tiene relación con el padre, como en el caso de una violación, o cuando existe un riesgo para el niño, por ejemplo, en casos de violencia doméstica extrema.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado