Disección espontánea de arterias coronarias: "Me dijeron que moriría si tenía un bebé"

Hayley Martin
Image caption Hayley Martin pensó que moriría cuando estaba sufriendo un infarto.

Es un trastorno raro que provoca un infarto y a menudo afecta a las mujeres jóvenes: la disección espontánea de arterias coronarias (DEAC).

Esta se produce cuando se forma un desgarro en uno de los vasos sanguíneos del corazón, lo cual puede bloquear el flujo de sangre provocando un infarto, anomalías en el ritmo cardíaco o muerte súbita.

A menudo los médicos aconsejan a las mujeres que sobreviven uno de estos eventos que no tengan hijos debido al riesgo de que ocurra otra vez.

Hayley Martin, de 47 años, recuerda vívidamente la mañana cuando su vida cambió para siempre.

"Me desperté sintiéndome muy, muy mal. Me puse las manos en la cabeza y estaba bañada en sudor. Supe de inmediato que estaba teniendo un infarto", le contó al programa Victoria Derbyshire de la BBC.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption La DEAC se produce cuando se forma un desgarro en uno de los vasos sanguíneos del corazón, lo cual puede bloquear el flujo de sangre provocando un infarto, anomalías en el ritmo cardíaco o muerte súbita.

Hayley tenía 38 años y un buen estado de salud cuando sufrió una disección espontánea de arterias coronarias.

Hasta entonces el trastorno había pasado desapercibido y nunca se le había diagnosticado.

Pero el DEAC es la principal causa de infartos en mujeres de edad reproductiva, de entre 30 y 50 años.

Y ocurre muchas veces sin que se tenga un historial de enfermedad del corazón o factores de riesgo.

Cuando llegó al hospital, Hayley, que vive en Cheshire, Inglaterra, temía lo peor.

"Puedo recordar que les dije (a los médicos): '¿me estoy muriendo?' Y ellos sólo repetían: 'estamos tratando de hacer todo lo que podemos pero nada está funcionando", cuenta.

"Devaluada como mujer"

Hayley sobrevivió, pero igual que a muchas mujeres con DEAC, se le dijo que no debía embarazarse por el riesgo de sufrir otro infarto.

"Eso fue otra cosa que me robaron. Prefiero no pensar en ello, porque hacerlo me lleva por un camino de tristeza", asegura.

"Me sentí devaluada como persona, como mujer, como un fracaso, como si fuera mi culpa".


¿Qué es disección espontánea de arterias coronarias (DEAC)?

  • La DEAC es un trastorno cardíaco que muchas veces pasa sin ser diagnosticado.
  • Afecta principalmente a mujeres, ocasionalmente durante o poco después de un embarazo.
  • La menopausia, el estrés extremo y el ejercicio también están asociados con éste.
  • Durante un infarto, ocurre un desgarro súbito o cicatriz en una de las arterias coronarias bloqueando el flujo sanguíneo.
  • Puede causar muerte, fallo cardíaco, paro cardíaco, y requiere someter al paciente a una cirugía de bypass del corazón.

Fuente: Unidad de Investigación Cardiovascular Biomédica de Leicester, Inglaterra


Ahora sin embargo, una clínica en el Hospital de Chelsea y Westminster de Londres está ayudando a las mujeres que sufren DEAC a embarazarse y tener un bebé.

Es la primera clínica de este tipo en el mundo y está dirigida por la cardióloga Abi Al Hussaini.

Image caption La doctora Al-Hussaini intenta que las mujeres tomen una decisión informada sobre si tener o no un bebé.

La doctora Al-Hussaini analiza el daño al corazón causado por la DEAC y revisa el medicamento del paciente, por lo general reduciendo la cantidad que toma.

Con esa información aconseja a la paciente sobre cuán riesgoso puede ser su embarazo.

La intención, dice, es que la paciente tome una decisión informada sobre si embarazarse o no.

Si decide proceder, la paciente es referida al "equipo de embarazo de alto riesgo" del hospital, quien la vigilará durante todo el embarazo.

"He visto a muchas pacientes en los últimos años que están infelices porque se les ha dicho que no pueden tener hijos", explica la cardióloga.

"Esa es una de las razones por las que establecí la clínica, para dar a estas pacientes el consejo correcto y permitirles tomar una decisión informada".

Dolor agudo

Una de las primeras mujeres que ayudó la clínica fue Julie Murphy, de 40 años.

Image caption Julie Murphy y Holly juegan con Bella, que nació en abril.

Poco antes de su luna de miel, en 2013, Julie comenzó a sentirse mal, como si tuviera gripe. Mientras estaba de vacaciones en Kenia, los síntomas empeoraron.

Un día, cuando estaba nadando, sintió un dolor agudo en el pecho. Cuando regresó a su casa se sometió a pruebas del corazón y "al día siguiente descubrió que había tenido un infarto".

Los días y semanas que siguieron fueron muy difíciles.

"Todas las medicinas que me dieron realmente me debilitaron y no podía ni subir las escaleras cuando regresé del hospital. Fue realmente difícil entender lo que pasaba", cuenta.

Igual que a Hayley, a Julie se le dijo que no podría tener hijos. Pero después comenzó a participar en un proyecto de investigación de la doctora Al-Hussaini y su primera hija, Holly, nació en 2015.

Después se convirtió en la primera paciente de la clínica que se embarazaba por segunda vez. Y su segunda hija, Bella, nació en abril.

A pesar de la esperanza que le da a sus pacientes, la doctora Al-Hussaini afirma que ha encontrado resistencia de algunos médicos alrededor del mundo, en términos de cómo asesorar a los pacientes.

"En Estados Unidos, están en contra de que se embaracen después de un infarto o una disección espontánea de arteria coronaria", explica.

"Pero creo que eso se debe a que no ha habido mucha investigación. Sin embargo, cada vez hay más estudios que se están realizando sobre esto".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado